El número uno del mundo rompió el silencio y aseguró que tampoco jugaría los próximos dos Grand Slams, que exigen la vacuna contra el coronavirus a los tenistas: “Es el precio que estoy dispuesto a pagar”.

El tenista serbio Novak Djokovic, que fue deportado de Australia en enero por no estar vacunado contra el coronavirus, y se le impidió jugar el primer Grand Slam del año, rompió el silencio este martes tras el infierno que vivió en Melbourne.

En una entrevista con la cadena británica BBC, el número uno del mundo no quiso meterse en por qué no apoya la vacunación contra el Covid, pero afirmó que respalda el derecho de una persona a elegir y que ha sido siempre defensor de las libertades individuales.

Al ser preguntado sobre si sacrificaría más torneos como el de Wimbledon o el de Roland Garros este año, el tenista contestó: “Sí, es el precio que estoy dispuesto a pagar”.

Esta fue la primera entrevista que dio desde que fue detenido en enero en Australia y posteriormente deportado. Al llegar a Belgrado, la ciudad donde reside con su mujer y sus hijos, rechazó cualquier entrevista con la prensa, pero ahora decidió hablar.

Djokovic recordó su deportación de Australia

Sobre la polémica acerca de su visado australiano y su ausencia en el primer Grand Slam de la temporada, Djokovic aseguró que había obtenido un certificado médico que le permitía entrar en territorio australiano sin la vacuna porque venía de recuperarse del Covid-19 hace pocas semanas.

Contó que la justicia australiana sostuvo su certificado médico, pero que el Ministro de Inmigración del país, Alex Hawke, canceló su visa no porque no estuviera vacunado, si no que dio el argumento que su presencia en Australia era motivo de “inquietud cívica” y daba impulso a los que no apoyan el programa de inmunización.

“Nunca he estado en contra de la vacunación”, afirmó el tenista al referirse a que había recibido vacunas de niño, y se ha dado la antigripal unas cuantas veces, pero recalcó que siempre apoyó “la libertad de lo que te pones en el cuerpo”.

Djokovic explicó su postura y se mostró abierto a vacunarse en el futuro

El numero uno del mundo, de todos modos, dijo que no cree que no vaya a volver a jugar al tenis y confía en que puedan cambiar los requerimientos sobre vacunación en el futuro.

Expresó su deseo de poder jugar muchos años más, pero se mostró dispuesto a sacrificar su gloria personal y la posibilidad de ser el mejor tenista de todos los tiempos a fin de defender sus libertades.

Sobre las decisiones personales que pueda tomar sin que lo obliguen contra su voluntad, agregó que “son más importantes que cualquier título o cualquier otra cosa que haga profesionalmente”.

Además, habló de su salud y cómo ha logrado llegar a lo más alto del rendimiento físico. “Trato de estar en sintonía con mi cuerpo todo lo que puedo”. El jugador puntualizó cuán importante ha sido la dietaque sigue y la cantidad de horas de sueño a la hora de rendir como atleta.

No obstante, se mostró abierto a la posibilidad de vacunarse en el futuro si cambian algunas de las condiciones actuales de la vacuna, como mayores estudios de su confiabilidad. “Todos tratamos de encontrar de manera colectiva, la mejor solución posible para poner fin al covid”, afirmó.

“Nunca he estado en contra de la vacunación. Lo entiendo de manera global, todo el mundo está tratando de hacer un gran esfuerzo para lidiar con este virus y ver, esperemos, pronto el fin a este virus”, sentenció.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.