Redacción BLes – La reciente actividad del volcán Anak Krakatoa, que emergió del fondo marino hace 90 años en la región del canal marítimo entre las islas de Sumatra y Java ha acaparado toda la atención de los científicos que ahora estudian las causas del tsunami que azotó las costas de Indonesia el sábado. 

El nuevo volcán ha incrementado su actividad en los últimos meses, aseguran los expertos. De hecho, la agencia geológica indonesia registró una erupción del volcán durante dos minutos y 12 segundos del viernes, creando una nube de ceniza de 400 metros de altura. 

 

Su ‘padre’, el volcán Krakatoa provocó una de las más violentas erupciones registradas en la zona en 1883 y provocó tsunamis de hasta 41 metros que mataron a más 30.000 personas.

Las erupciones fueron equivalentes a 200 megatones de TNT, aproximadamente 13.000 veces la energía de bomba nuclear lanzada sobre Hiroshima en 1945.

 

Desde su nacimiento de la caldera del legendario Krakatoa, Anak Krakatoa “Hijo de Krakatoa” en indonesio, ha registrado un “estado de actividad eruptiva semiperpetua” y creciendo con las erupciones que ocurren cada dos o tres años, explicó el vulcanólogo Ray Cas del Universidad de Monash, Australia, recoge AFP.

“La mayoría de las erupciones son relativamente pequeñas a nivel de las erupciones explosivas”, agregó.

 

El episodio del sábado parece una “erupción explosiva relativamente pequeña”, aseguró el experto. Sin embargo, esta pudo haber sido desencadenada o haber coincidido con un evento submarino, como un deslizamiento de tierra o un terremoto, que finalmente y con la marea alta de la luna llena, provocó el tsunami mortal.

Ir a la portada de BLes