De entre los miles de niños abusados física y sexualmente en instituciones a cargo de la Iglesia católica en Irlanda muchos aún buscan justicia.

William Gorry, una de la víctimas, calcula que son 12.125 las personas que fueron abusadas cruelmente desde niños que aún siguen con vida y que, a pesar de las promesas de reparación por parte del estado, las ayudas recibidas por ellos han sido deficientes, según BBC, del 5 de octubre.

Aunque los abusos fueron causados desde el siglo XVIII tan solo hace 20 años que el gobierno ofreció disculpas, y hace 10 años que se entregó un informe sobre los 170.000 niños investigados que pasaron por esas instituciones de pasado tan oscuro.

[La Iglesia Católica de Polonia revela escalofriante cifra de curas que abusaron de menores]

De acuerdo con el informe los abusos sexuales y de otra índole fueron perpetrados por sacerdotes, monjas y otros laicos vinculados a las instituciones gubernamentales de acogida regentadas por organizaciones católicas.

El caso de William Gorry

El caso de Gorry es típico, él, de 10 años y su hermano de 6 fueron abandonados por la madre en 1974 e internados en la escuela industrial de Monte Carmelo en Moate, en el centro del país, regida por la orden de las Hermanas de la Piedad Católica.

[Los mayores escándalos de abusos en la Iglesia Católica]

“Para mí, los abusos que sufrí y el presenciar cómo se abusó de mi hermano, especialmente teniendo esa grave discapacidad, fue horroroso”, relató la víctima entrevistada por BBC.

Los dos estaban discapacitados, uno con deficiencia visual severa y el otro con osteogénesis imperfecta -debilidad en los huesos- y sufrieron a manos de algunas monjas que les pegaban con palos y cucharones de madera hasta hacerles sangrar.

Ya mayores él y su hermano fueron invitados como voluntarios a Francia, pero no quiso ir porque presentía que ocurriría algo extraño. A su hermano lo trajeron en un ataúd y nunca pudo ver el cuerpo ni le informaron lo sucedido.

También cuenta que fue abusado por un laico en la institución y lo amenazaron para que no contara; luego fue un sacerdote el que lo violó y cuando quiso denunciarlo se lo prohibieron.

Los traumas aún no logra superarlos, se sentía “sucio, avergonzado, culpable e inútil”, al salir de la institución.

El caso de Mary Smith

Para Mary Smith la situación fue similarmente trágica, su madre fue enviada a uno de los asilos a cargo de las Magdalenas [monjas] de la orden Hermanas de la Misericordia, conocidos como lavanderías, mientras ella aún estaba en gestación, luego de enviar a su hermano Christy Smith a una escuela industrial, en 1952.

En general, las condiciones de higiene eran pésimas, los internos sufrían desnutrición y permanecían en habitaciones frías y húmedas, además de que la supervisión médica era mínima o inexistente, reseña el New York Times. 

La madre murió a los 34 años. A Mary desde muy niña la pusieron a lavar toallas sanitarias y a arreglar las habitaciones de los internos.

Las golpizas y abusos se sucedieron hasta que una mujer le ofreció trabajo y una vez en su casa le anunció que sería su esclava. Su habitación era el cuarto de las escobas.

Cuando se atrevió a hablar con el panadero la regresaron a la lavandería y el hombre encargado de llevarla la violó. A partir de esa dolorosa experiencia pasó a mendigar por las calles de la ciudad de Cork.

Las medidas del gobierno

En el año 2000 Irlanda estableció la Comisión del Abuso Infantil, pero en vez de procesar los delitos como se hace normalmente, se manejaron a través de audiencias que permitían compensaciones menores a las víctimas.

Las compensaciones ascendieron a 1.000 millones de dólares, pero eran bajas y para mejorar las pequeñas cantidades pagadas por el gobierno, este pidió dinero a las órdenes religiosas que terminaron aportando 385 millones de dólares.

Así las cosas, se considera que la reparación del gobierno todavía no es adecuada, y William y Mary, al igual que muchas otras de las víctimas están pendientes de que se les resuelvan sus problemas, pero se teme que cuando la justicia finalmente sea satisfactoria muchos de ellos ya habrán muerto.

José Ignacio Hermosa – BLes

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Sigue leyendo:

. La Iglesia Católica de Polonia revela escalofriante cifra de curas que abusaron de menores.

. Los mayores escándalos de abusos en la Iglesia Católica.

. Revelan miles de casos de abusos sexuales de la Iglesia católica alemana.

Te puede interesar: Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Temas: Categorías: Mundo