Redacción BLes – La red social Twitter anunció ayer lunes el bloqueo de 936 cuentas vinculadas al régimen comunista de Pekín que tenían el objetivo de desprestigiar el masivo movimiento ciudadano pro democracia en Hong Kong. 

“En general, estas cuentas estaban intentando deliberadamente y específicamente sembrar la discordia política en Hong Kong, incluso socavando la legitimidad y las posiciones políticas del movimiento de protesta en el terreno”, explicó la red social en un comunicado publicado en su blog.

Este asegura que la empresa tiene suficiente evidencia para asegurar que esta operación está respaldada por el régimen del Partido Comunista Chino.

[Disney enfrenta boicot por comentarios de la protagonista de Mulan a favor de la represión policial en Hong Kong]

Según el medio BuzzFeed News, el sábado el medio estatal China Daily promocionó un tuit donde se veía una caricatura de un manifestante con un cóctel molotov y una bandera de Estados Unidos en uno de los dos platos de una balanza mientras en el otro, más pesado, había un grupo de personas de todas las edades, algunas con banderas comunistas.

El tuit se titulaba: Enemigo público. 

El sábado, China Daily promocionó un tweet con una caricatura titulada "Enemigo público", que presentaba a un solo manifestante con un cóctel molotov y una bandera de los Estados Unidos que pesaba en escala por un grupo de espectadores que desaprobaban.

“Acabo de llegar a casa de una marcha completamente pacífica en la que posiblemente salió un millón de residentes de Hong Kong, sin policías a la vista, para reclamar derechos democráticos básicos. Lo que me saluda son las mentiras de Xinhua [agencia estatal china de noticias] sobre ‘bandas de matones’, cortesía de la publicidad en Twitter”, escribió un usuario en la red.

Acabo de llegar a casa de una marcha completamente pacífica en la que posiblemente salió un millón de residentes de Hong Kong, sin policías a la vista, para reclamar derechos democráticos básicos. Lo que me saluda son las mentiras de Xinhua sobre "bandas de matones", cortesía de la publicidad en Twitter.

[EE. UU. advierte que la represión violenta contra manifestantes pacíficos en Hong Kong es “un error”]

Desde hace dos meses millones de ciudadanos de la región especial de Hong Kong comenzaron una masiva movilización contra un proyecto de Ley de extradición a China continental que temen sea un ‘cheque en blanco’ para que Pekín pueda perseguir y encarcelar sin garantías legales a cualquier ciudadano. 

Pese a que las protestas son pacíficas, los medios de comunicación controlados por el PCCh están publicando una versión de la historia muy diferente y distorsionada, utilizando la publicidad en las redes sociales para “desacreditar y deshumanizar la auténtica voz de Hong Kong”, protestan los usuarios de Twitter. 

“Específicamente, identificamos grandes grupos de cuentas que se comportan de manera coordinada para amplificar los mensajes relacionados con las protestas de Hong Kong”, aseguró el comunicado de Twitter.

Twitter explicó que las cuentas bloqueadas forman parte de una red mucho más grande compuesta de al menos 200.000 cuentas, algunas de ellas creadas después de la reciente suspensión.

Según la red social estos perfiles violan un gran número de políticas de manipulación de plataformas como: Correo no deseado, actividad coordinada, cuentas falsas, actividad asignada o evasión de bloqueo. 

“Los comportamientos encubiertos y manipuladores no tienen cabida en nuestro servicio: violan los principios fundamentales sobre los que se basa nuestra empresa”, dijo Twitter que aun así asegura que es consciente de que estas operaciones de información y comportamiento falsos no cesarán.

“Por nuestra parte, estamos comprometidos a comprender y combatir cómo los actores de mala fe usan nuestros servicios”, aseguró la empresa.

Por su lado, Facebook, alertado por Twitter de la existencia de estas operaciones, anunció el cierre de siete páginas, tres grupos y cinco cuentas “involucradas en un comportamiento no auténtico y coordinado como parte de una pequeña red que se originó en China y se centró en Hong Kong”, según explicó en un comunicado.

Nathanial Gleicher, jefe de Política de Ciberseguridad de Facebook, explicó que “las personas detrás de esta campaña se involucraron en una serie de tácticas engañosas, incluido el uso de cuentas falsas (…) para administrar páginas que se hacen pasar por organizaciones de noticias, publicar en grupos, difundir su contenido y también conducir a las personas a sitios de noticias fuera de la plataforma”. 

“Aunque las personas detrás de esta actividad intentaron ocultar sus identidades, nuestra investigación encontró vínculos con personas asociadas con el gobierno chino”, aseguró Gleicher. 

La empresa publicó en el comunicado ejemplos de este material engañoso difundido a través de esta operación entre los que hay imágenes que comparan a los manifestantes con terroristas de ISIS o montajes fotográficos mostrando a los jóvenes manifestantes con cuerpo de cucaracha. 

“Trabajamos constantemente para detectar y detener este tipo de actividad porque no queremos que nuestros servicios se utilicen para manipular a las personas”, agregó el empleado de Facebook.

Tanto Facebook como Twitter están censuradas en China y no son accesibles desde el país asiático.

China es, bajo el régimen del Partido Comunista Chino (PCCh), el peor abusador del mundo de la libertad en Internet con una puntuación de 88/100, según una investigación de Freedom House de 2018. 

La ley de ciberseguridad, que entró en vigencia el 1 de junio de 2017, aumentó los requisitos de censura, obligó a la localización de datos y codificó las reglas de registro de nombres reales para las compañías de Internet.

Y esta ley es también de obligado cumplimiento para las empresas tecnológicas extranjeras que operan en territorio chino como Apple, que en febrero de 2018 transfirió el almacenamiento de los datos de usuarios chinos a la Guizhou-Cloud Big Data, de propiedad estatal y por lo tanto controlada por el gobierno, explica la investigación. 

La censura y la desinformación dentro de las fronteras de China son algo habitual, sin embargo, esta operación coordinada de propaganda contra las protestas en Hong Kong son muestra de que también se produce fuera de las fronteras del gigante asiático. 

Sin embargo, es la primera vez que Twitter o Facebook reprochan este tipo de comportamientos al régimen de Pekín. 

De hecho el año pasado en junio Facebook se vio salpicada por una gran controversia en relación con las empresas tecnológicas chinas. 

La red social permitió a Huawei, Lenovo, Oppo y TCL, entre otros fabricantes de móviles, el acceso a la información de los amigos de sus usuarios, lo que significa que esos datos, según la ley china, son accesibles para el régimen de Pekín.

Huawei lleva desde 2012 bajo la lupa de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, luego de que el Congreso la considerara un riesgo para la seguridad nacional.

El temor de los servicios de inteligencia en EE. UU. es que los espías extranjeros usen estas compañías de telecomunicaciones extranjeras para penetrar en sus infraestructuras básicas.

Ahora, Twitter y Facebook han destapado una macro operación para influenciar a la opinión pública internacional con propaganda difundida a través de anuncios en redes sociales. 

“Continuaremos vigilantes, aprenderemos de esta red y aplicaremos de manera proactiva nuestras políticas para servir a la conversación pública. Esperamos que al ser transparentes y abiertos, permitiremos un mayor aprendizaje y comprensión pública de estas tácticas nefastas” concluyó Twitter en su comunicado.

Le puede interesar: “Esto es tan atroz, tan horrible, la humanidad no puede ser tan mala…”

videoinfo__video2.bles.com||1df94c986__

Temas: Categorías: China Mundo