Hay al menos 222 muertos, 843 heridos y 28 personas desaparecidas después de que un tsunami aparentemente causado por una erupción en una isla volcánica golpeara las costas de Indonesia la noche de este sábado, informaron las autoridades.

El tsunami desató marejadas que reventaron en la orilla y arrastraron a muchas personas que habían ido a un concierto en la playa así como cientos de casas y hoteles.

El portavoz de la Agencia de Manejo de Desastres Sutopo Purwo Nugroho dijo que esas cifras podían aumentar dado que todavía no se ha podido llegar a todas las zonas afectadas.

El tsunami impactó el sábado a las 9:27 de la noche (hora local), dijo la Agencia de Manejo de Desastres. El evento pudo haber sido causado por deslaves submarinos de la erupción del Anak Krakatau, isla volcánica que se formó debido al volcán Krakatau, cerca de allí, dijeron científicos de la Agencia de Meteorología y Geofísica de Indonesia. Ellos también citaron a las mareas causadas por la luna llena.

Un aldeano camina por unos carros dañados por un tsunami, en Carita, Indonesia, el domingo 23 de diciembre del 2018. (AP Foto/Dian Triyuli Handoko)
Un aldeano camina por unos carros dañados por un tsunami, en Carita, Indonesia, el domingo 23 de diciembre del 2018. (AP Foto/Dian Triyuli Handoko)

Los turistas también se vieron afectados durante el fin de semana largo de Navidad.

“Tuve que correr porque la ola rebasó la playa y penetró entre 15 y 20 metros tierra dentro”, escribió Øystein Lund Andersen en su página de Facebook. Dijo que tomaba fotografías del volcán cuando de repente observó que una ola enorme se dirigía hacia él.

“La ola siguiente llegó hasta la zona del hotel donde me hospedaba y sacó a vehículos de una carretera que pasaba por atrás. Logré ir con mi familia a terreno más alto pasando por senderos de bosques y aldeas, donde los lugareños nos ayudaron. Estamos a salvo y muy agradecidos”.

La zona más afectada fue la región de Pandeglang en la provincia de Banten en Java, que rodea al Parque Nacional Ujung Kulon y algunas playas populares, informó la agencia de manejo de desastres.

En la ciudad de Bandar Lampung, en el sur de Sumatra, cientos de residentes se refugiaron en la oficina del gobernador.

Alif, un residente del distrito de Pandegleng, dijo a la televisora MetroTV que muchas personas continúan buscando a familiares desaparecidos.

El presidente indonesio Joko “Jokowi” Widodo lamentó las pérdidas humanas y ordenó que las agencias gubernamentales respondan con rapidez.

El volcán Anak Krakatau en el estrecho de la Sonda que une al Océano Índico con el Mar de Java, hizo erupción unos 24 minutos antes del tsunami, informó la agencia de geofísica.

El volcán de 305 metros (1.000 pies) de altura, ubicado unos 200 kilómetros (124 millas) al suroeste de la capital Yakarta, ha estado haciendo erupciones desde junio. En julio, las autoridades ampliaron la zona restringida a 2 kilómetros (1,24 millas) del cráter.

Gegar Prasetya, cofundador del Centro de Investigaciones de Tsunamis en Indonesia, dijo que las olas probablemente derivaron de un derrumbe lateral – cuando un área de la ladera del volcán colapsó. Él dijo que es posible que una erupción cause un deslave sobre tierra o dentro del océano, ambos son capaces de producir un tsunami.

“En realidad, el tsunami no fue realmente grande, solo medía un metro”, dijo Prasetya, quien ha estudiado al Krakatau. “El problema es que la gente siempre tiende a construir todo cerca de la orilla”.

Se han registrado 430 casas, nueve hoteles y 10 embarcaciones bastante dañadas. Las imágenes que publicó el director de la agencia de desastres muestran los estragos del tsunami como calles inundadas y un vehículo volcado.

En septiembre, más de 2.500 personas murieron a causa de un terremoto y un tsunami que impactaron la ciudad de Palu, en la isla de Célebes, al este de Borneo.

Fuente de información de AP

Ir a la portada de BLes.com.