Redacción BLes – El presidente estadounidense Donald Trump se reunió con 27 víctimas de persecución religiosa en la Casa Blanca el miércoles 17 de julio. Esto fue parte de un evento de libertad religiosa, el Ministerial para Avanzar por la Libertad Religiosa, auspiciado por el Departamento de Estado.

Zhang Yuhua, una practicante de la disciplina espiritual Falun Dafa, estaba entre los 27 sobrevivientes de persecución religiosa de 17 países, que se reunieron con el Presidente Trump en la Oficina Oval en la Casa Blanca el 17 de julio de 2019.

Esta es la primera vez que el mandatario se reúne oficialmente con un practicante de esta disciplina de la Escuela Buda en la Casa Blanca desde que asumió el cargo en 2017.

El practicante de Falun Gong, Yuhua Zhang, se reúne con el presidente Trump el 18 de julio de 1919. (Foto oficial de la Casa Blanca por Shealah Craighead)
La practicante de Falun Dafa, Yuhua Zhang, se reúne con el presidente Donald Trump el 18 de julio de 1919. (Foto oficial de la Casa Blanca por Shealah Craighead)

Mientras estaba en la Oficina Oval, Zhang le dijo al presidente que su esposo, también practicante de Falun Dafa, sigue encarcelado en la prisión de Suzhou, en la provincia de Jiangsu, China.

“La extracción forzada de órganos aún existe, así que debemos actuar”, comentó Zhang al presidente Trump.

Al día siguiente, el Secretario de Estado Mike Pompeo declaró en el evento que el régimen comunista chino fue responsable de la “mancha del siglo” en cuanto a abusos contra los derechos humanos, citando detenciones masivas de musulmanes y otras minorías.

China es “el hogar de una de las peores crisis de derechos humanos de nuestros tiempos”, expresó Pompeo.

El Secretario de Estado Mike Pompeo pronunció un discurso en la Conferencia Ministerial para el Avance de la Libertad Religiosa en Washington DC el 18 de julio de 2019. (Lynn Lin/Epoch Times)
El Secretario de Estado Mike Pompeo pronunció un discurso en la Conferencia Ministerial para el Avance de la Libertad Religiosa en Washington DC el 18 de julio de 2019. (Lynn Lin/Epoch Times)

También acusó a China de intimidar a los países para que se mantuvieran alejados de la reunión.

“El Partido Comunista Chino exige el control de la vida del pueblo chino y de sus almas. Los funcionarios del gobierno chino incluso han desanimado a otros países a asistir a esta misma reunión. ¿Es esto coherente con la garantía de “libertad de creencia religiosa” que se encuentra en la Constitución china? Si estás aquí hoy y eres un país que ha desafiado la presión china para venir aquí, te saludamos y te damos las gracias”, dijo Pompeo.

En su discurso en el evento, Pompeo mencionó un caso de Falun Dafa -disciplina conocida también como Falun Gong- diciendo: “En septiembre del año pasado, Chen Huixia, un miembro de Falun Gong, fue sentenciado a tres años y medio de prisión simplemente por practicar su fe”.

El 20 de julio de 2019 se cumplen 20 años del comienzo de la brutal persecución a practicantes de Falun Dafa por parte del régimen comunista chino.

Falun Dafa, una antigua disciplina espiritual de la Escuela Buda llevada al público por el Sr. Li Hongzhi en China y enseñada gratuitamente, tenía entre 70 y 100 millones de seguidores en China antes de 1999, según el Centro de Información de Falun Dafa. El régimen comunista comenzó con la represión de esta práctica el 20 de julio de 1999, casi 20 años antes de la histórica reunión de las víctimas de persecución religiosa con el presidente Trump en la Casa Blanca.

El régimen comunista chino ha sido acusado durante mucho tiempo de matar a numerosos practicantes inocentes de Falun Dafa para extraer sus órganos para usarlos en trasplantes.

Reconstrucción de las torturas a las que son sometidos los practicantes de Falun Dafa en China
Reconstrucción de las torturas a las que son sometidos los practicantes de Falun Dafa en China

El 17 de junio, el Tribunal de China, una corte independiente que ha estado investigando la extracción forzada de órganos de prisioneros de conciencia chinos, incluyendo a practicantes inocentes de Falun Dafa y musulmanes uigures, publicó su sentencia final.

“La perpetración de crímenes de lesa humanidad contra los practicantes de Falun Gong y los uigures ha sido probada más allá de toda duda razonable”, dice el informe.

El Tribunal de China concluyó: “La extracción forzada de órganos se ha llevado a cabo durante años en toda China a una escala significativa y los practicantes de Falun Gong han sido una y probablemente la principal fuente de suministro de órganos”.

“La extracción forzada de órganos se ha cometido durante años en toda China a una escala significativa, y el tribunal no tiene evidencia de que la gran infraestructura asociada con la industria de trasplantes de China haya sido desmantelada y, a falta de una explicación satisfactoria sobre la fuente de los órganos disponibles, concluye que la extracción forzada de órganos continúa hasta el día de hoy”. 

Según un informe llamado “Bloody Harvest/The Slaughter: An Update” (Cosecha sangrienta/ La matanza: Una actualización) de 2016, realizado por el ex secretario de Estado canadiense para Asia-Pacífico David Kilgour, el abogado David Matas y el periodista Ethan Gutmann, el régimen comunista chino realiza entre 60.000 y 100.000 trasplantes cada año, frente a los 10.000 que el régimen proclama realizar. Los investigadores concluyen que los prisioneros de conciencia, en su mayoría practicantes inocentes de Falun Dafa, son la fuente. 

Concluyeron: “El Partido Comunista de China ha involucrado al Estado en las matanzas masivas de inocentes… para obtener órganos para trasplantes”. 

En junio de 2016, el Congreso de Estados Unidos aprobó la Resolución 343, expresando su preocupación por la extracción de órganos autorizada por el estado a los practicantes de Falun Dafa en China.

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.