El presidente Trump ha llamado mucho la atención de los medios de comunicación después de hablar con los periodistas en la Casa Blanca el miércoles 21 de agosto, donde dijo que la estafa comercial de China ya duró demasiado tiempo, y que él cree que es el hombre indicado para ponerle fin a esto.

“Yo soy el elegido”, dijo el presidente, mientras miraba por encima de su hombro y volvía su mirada hacia al cielo. “Alguien tiene que hacerlo, así que me enfrento a China, me enfrento a China comercialmente”, dijo a los periodistas.

[NADA MÁS QUE VER AQUÍ: RUSIA, RACISMO, RECESIÓN. HAY MUCHO POR VER AQUÍ: CHINA, CLINTON, COLUSIÓN- PARTE 1]

“¿Y saben qué? Estamos ganando”. El presidente refutó las afirmaciones de que la guerra comercial con China está llevando a la economía mundial a una recesión.

“La economía va muy, muy bien… la gente me puso aquí para hacer un gran trabajo”. Refiriéndose a esos informes que buscan convencer al pueblo de lo contrario, añadió: “A través de noticias falsas están tratando de convencer al público de que hay una recesión”, dijo Trump.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jinping

“Alguien dijo que esta es la guerra comercial de Trump. No es mi guerra comercial. Esta es una guerra comercial que debería haber tenido lugar hace mucho tiempo por parte de muchos otros presidentes”, dijo, refiriéndose a las acciones de los expresidentes estadounidenses.

El régimen chino está teniendo su peor período en los últimos 50 años gracias a que el presidente Trump se negó a ceder en lo que quiere para su país. El presidente afirmó que China se encuentra ahora en una posición en la que está dispuesta a hacer un acuerdo comercial, y que no puede permitirse esperar mucho más: “Han perdido dos millones y medio de puestos de trabajo en un período de tiempo muy corto”, dijo el presidente.

[TRUMP AFIRMA QUE LA FED FRENA EL MERCADO DE VALORES Y LA ECONOMÍA]

De acuerdo a Trump, no solo el régimen chino ha estado robándole a los Estados Unidos, sino también la Unión Europea, con 200.000 millones de dólares al año.

“A Estados Unidos le va fenomenalmente bien, pero tengo que enfrentarme comercialmente con China porque China nos ha estado estafando durante muchos años”, añadió.

“Nuestra economía es la más fuerte del mundo”, y refiriéndose a los comentarios de Joe Biden sobre China, el presidente dijo: “Bueno, China es maravillosa para China, pero yo soy maravilloso para los Estados Unidos”.