PARÍS (AP) — Un llamado de último momento a Naciones Unidas obligó a los médicos franceses a reanudar el martes el soporte vital de un hombre francés que se encuentra en estado vegetativo desde hace años y cuyo caso ha llamado la atención en toda Europa.

Vincent Lambert resultó herido de gravedad en un accidente vehicular en 2008, y sus padres y su esposa están en desacuerdo sobre si deben mantenerlo con vida artificialmente. Después de años de batallas legales, un equipo de médicos decidió dejar de darle alimentación y líquidos.

Sin embargo, los padres apelaron al Comité de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, alegando que el hombre, de 42 años de edad, debería ser tratado como discapacitado.

Vincent Lambert
Vincent Lambert

Horas después de que los médicos dejaron de dar alimentos a Lambert el lunes, un tribunal de París ordenó que se congelaran los fallos anteriores mientras el comité de la ONU examina el caso. Ese proceso podría llevar años.

El abogado de los padres dijo a los medios de comunicación franceses que los médicos reanudaron la alimentación el martes.

Esta sería la quinta vez que los jueces ordenan alimentar nuevamente a este paciente, un símbolo del final de vida en Francia. Cada vez que los especialistas que lo tratan, en comunión con su esposa, se inclinaban por retirarle la sonda que lo alimenta; los padres, simpatizantes de una asociación ultracatólica, hallaban un resquicio legal para que volviera a ser nutrido.

En el vídeo, promovido a través de la revista “Valeurs Actuelles”, el rostro de Lambert se observa en un primer plano, con la mirada perdida y una expresión de tristeza, siendo acariciado por su madre que repite continuamente: “No llores, pequeño. Estamos aquí. No te vamos a dejar”.

Ir a la portada de BLes

¿Conoces nuestro nuevo canal de Youtube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: Mundo

Video Destacados