En la provincia de Hebei, en el norte de China, arqueólogos descubrieron un tramo no conocido de la Gran Muralla, considerada una reliquia. Le enorme estructura fue construida durante la dinastía Ming entre los años 1368 y 1644, como protección frente a los enemigos procedentes del norte.

La oficina de conservación de reliquias culturales de la ciudad de We’an, sugiere que el tramo hallado forma parte del mismo sistema de defensa que integran otros 19 segmentos de la Gran Muralla, hallados en la región en el año 2007, similares en cuanto a estructura y diseño, según Xinhua, del 28 de diciembre.

Descubiertas ruinas que fueron parte de la Gran Muralla China
Tramo deteriorado de la Gran Muralla China

Los 300 metros de fortificación, construidos con piedra caliza, se ubicaron entre dos montañas, con alturas de 1.592 y 1.625 metros, tal como lo relató la arqueóloga Jia Mingtian.

Ciertas partes de la estructura están seriamente dañadas, en tanto que otras gozan de buen estado de conservación.

La Sociedad de la Gran Muralla China investigó el estado de conservación de la Gran Muralla, informando que solo el 8.2 por ciento se conserva adecuadamente, según The Telegraph, y otros cálculos indican que el 30 por ciento desapareció por completo.

La Gran Muralla china, se construyó desde el siglo III a.C hasta la dinastía Ming, siendo declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

Temas: Categorías: Mundo