Autoridades marítimas de Francia e Inglaterra informaron que rescataron unos 40 migrantes de una pequeña embarcación de goma con el motor descompuesto en las costas de Calais en un periodo que ha registrado un mayor número de cruces por el Canal de la Mancha de personas que desean llegar a costas británicas.

Un helicóptero policial que vigilaba la zona ayudó a un buque de rescate a llegar hasta los migrantes. Por el momento se desconoce la nacionalidad de los pasajeros. 

Desde hace mucho tiempo, Calais ha sido un punto de ingreso para migrantes que huyen del conflicto o la pobreza en África y Oriente Medio.

Migrantes abordo de una lancha de goma después de ser interceptados por las autoridades francesas en el puerto de Calais,
Migrantes a bordo de una lancha de goma fueron interceptados por las autoridades francesas en el puerto de Calais.

Hace dos años, las autoridades francesas cerraron un campamento improvisado que llegó a albergar hasta 10.000 personas que esperaban subirse a camiones que cruzaban por el Canal de la Mancha por ferry o en trenes que van desde Francia hacia Inglaterra por un túnel.

Agentes fronterizos respondieron a cinco incidentes en aguas inglesas desde la primera hora del martes y que involucraban a unos 40 pasajeros que se dijeron provenientes de Irak, Irán y Afganistán, informaron las autoridades británicas.

Todos fueron examinados por médicos y los enviaron a entrevistas de migración, dijo a la Press Association la Oficina del Interior.

Agencias de bienestar se harán cargo de los dos menores, reportó la agencia de noticias británica. Entretanto, en Grecia la policía arrestó a un hombre de 34 años y a una mujer de 27, ambos de Rumania, acusados de tráfico de seres humanos.

Las detenciones se efectuaron cuando los dos sospechosos salían de un almacén donde estaban retenidos unos 44 migrantes que cruzaron desde Turquía, dijo la policía en Salónica.

Según las autoridades, los migrantes pagaron unos 1.700 euros (1.940 dólares) cada uno para que los rumanos los recogieran en un vehículo en Grecia.

En otro caso no relacionado, la policía de Salónica arrestó el lunes a tres paquistaníes sospechosos de retener a dos ciudadanos de Bangladesh en un apartamento.

Los sospechosos exigían dinero a los familiares y amenazaban con usar violencia si no se les pagaba.

Con información de AP

Ir a la Portada BLes.com. 

Categorías: Mundo