Un número al parecer menor a los anteriores fines de semana de manifestantes con ‘chalecos amarillos’ salían el sábado a las calles en París y otras ciudades en Francia continuando el reclamo por el aumento del salario mínimo y en rechazo a la política de recortes del Gobierno.

El turismo comenzó a sufrir el impacto de las protestas donde decenas de personas se congregaban en la elegante avenida de los Campos Elíseos, escenario de disturbios a principios de diciembre. La policía mantiene una estricta vigilancia aunque al igual que los manifestantes en menor cantidad que los fines de semana pasados.

Imagen Twitter.@VTVcanal8
Imagen [email protected]

Los manifestantes interpelan al presidente Emmanuel Macron, quien ya ha cedido a varias de sus demandas a favor de una reducción de impuestos y asistencia económica.

No obstante, muchos de ellos siguen inconformes con el gobierno de Macron y continúan bloqueando arterias viales en glorietas en diversas partes del país.

Imagen Twitter @RNVinformativa
Imagen Twitter @RNVinformativa

El movimiento comenzó el 17 de noviembre como una protesta contra los impuestos a los combustibles y los chalecos de color amarillo fluorescente hacen alusión a la prenda que deben llevar los automovilistas franceses.

Con información de AP

Ir a la portada de BLes

Temas: Categorías: Mundo

Video Destacados