Redacción BLes– Cuando quedan poco más de dos meses para la fecha de la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE), Boris Johnson, el primer ministro de Reino Unido, se siente “marginalmente más optimista” y sabe que cuenta con el apoyo de Estados Unidos. 

El líder británico recientemente reemplazó a Theresa May, quien dimitió tras fracasar en llegar a un acuerdo sobre las condiciones de la desconexión.

Johnson aseguró, según Reuters, que está dispuesto a dialogar hasta el final, pero si no se alcanza ningún compromiso, sacará a su país de la organización el próximo 31 de octubre. 

[La administración Trump moviliza a naciones pro-vida para oponerse a las propuestas pro-aborto de la ONU]

“Bueno, creo que la UE tiende a llegar a un acuerdo justo al final”, dijo Johnson a Reuters en la esperanza de que finalmente se pueda lograr un compromiso. 

Un Brexit sin acuerdo podría tener consecuencias económicas inmediatas para el Reino Unido, la quinta economía del mundo, que saldría de un mercado de 500 millones de consumidores.

[El régimen chino busca finalizar la ‘guerra comercial’ mientras su moneda retrocede y los mercados caen]

Sin embargo, el premier británico recibió buenas noticias en su encuentro con Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, en el marco de la Cumbre del G7 en Biarritz (Francia) este fin de semana, quien prometió negociar “un gran acuerdo comercial” bilateral entre las dos potencias.

Trump alabó efusivamente a Johnson tras su reunión y le animó a “hacer algo con el Brexit”. 

“Es difícil llegar a un acuerdo con la UE”, señaló Trump según el mismo medio. “Solo pregúntale a Theresa May”.

Johnson también aprovechó la ocasión de esta cumbre de líderes para recabar el apoyo de Australia con cuyo primer ministro, Scott Morrison, acordó trabajar en un acuerdo comercial una vez que la desconexión se haya consumado. 

Por su lado, el presidente egipcio Abde-Fattah el-Sissi mostró el deseo de su país de “fortalecer la cooperación económica, comercial y de seguridad entre el Reino Unido y Egipto”, en una reunión bilateral mantenida el lunes entre ambos líderes, según informó AP.

En este contexto, Johnson declaró el lunes que se siente “marginalmente más optimista”, reportó la agencia estadounidense.

“Pero, recuerden que todas las estimaciones estadísticas que doy sobre las posibilidades de un acuerdo -ya sea que se expresen probabilidades de millones a uno, o acercándose, o más o menos, o lo que sea- dependen exclusivamente de la voluntad de nuestros amigos y socios para llegar a un acuerdo sobre ese punto crucial y deshacerse de la barrera de contención y el acuerdo de retirada actual”, agregó. 

El 23 de junio de 2016 más de la mitad de los ciudadanos británicos votaron en un referéndum que deseaban salir de la Unión Europea. 

Inicialmente la salida estaba prevista para el 29 de marzo de este año, sin embargo, la entonces primera ministra, Theresa May, no logró que el parlamento británico aprobara el acuerdo que había negociado con la UE, tras presentarlo en tres ocasiones, lo que provocó su dimisión y relevo por parte de Boris Johnson. 

Le puede interesar: El anciano que usó 9 pares de zapatos para caminar 2000 km y transmitir un importante mensaje

videoinfo__video2.bles.com||29a92229b__

Temas: Categorías: Mundo