Redacción BLes – Miles de personas están firmando una petición en la página de la Casa Blanca -lanzada el 11 de agosto- para que se reconozca oficialmente al Partido Comunista chino (PCCh) como una organización terrorista.

De acuerdo al texto de la petición, en los más de 70 años de comunismo en China, el PCCh ha hecho muchas “cosas horribles”.

Para ver y firmar la petición, haz clic AQUÍ.

“Estos actos maliciosos y malvados incluyen, entre otros: falsificación de la historia nacional, supresión de la libertad de expresión y de prensa, lavado de dinero en la escala de billones, extracción de órganos a personas vivas, acoso sexual y asalto a mujeres menores de edad, matanza de ciudadanos inocentes…etc.”.

[“LAS ACCIONES DEL PARTIDO COMUNISTA CHINO SON INACEPTABLES”, DICE FUNCIONARIO ESTADOUNIDENSE EN REFERENCIA A LA PERSECUCIÓN RELIGIOSA]

Históricamente el PCCh ha traído masacres sangrientas a su pueblo inocente: desde matar a los terratenientes “en la reforma agraria” a la campaña de asesinatos de la Guardia Roja en la Revolución Cultural, la masacre de los estudiantes en la plaza de Tiananmen, la supresión de creencias y la persecución de los practicantes de Falun Gong, siendo la peor de las atrocidades el asesinato de prisioneros de conciencia para extraerle sus órganos en prisiones y hospitales de toda China.

La iniciativa fue lanzada en “We the people” (“Nosotros, el pueblo”), una plataforma especial que tiene la página oficial de la Casa Blanca para que ciudadanos estadounidenses eleven sus propuestas al gobierno de los Estados Unidos.

Las protestas en Hong Kong

Asimismo, los impulsores de la petición explican que a la luz de las recientes acciones violentas contra los manifestantes de Hong Kong por parte del Ejército Popular de Liberación (EPL) -disfrazado de la Policía de Hong Kong-, piden en nombre del “pueblo” reconocer oficialmente al PCCh como una organización terrorista.

Las manifestaciones, que han movilizado a millones de personas, comenzaron hace dos meses luego que el gobierno de la región administrativa especial de Hong Kong propusiera un proyecto de ley que permitiría a China continental extraditar a sospechosos hacia su territorio.

[LOS MANIFESTANTES DE HONG KONG SERÁN “CASTIGADOS”, ADVIERTE EL RÉGIMEN CHINO QUE NO DESCARTA UNA INTERVENCIÓN MILITAR]

Esta propuesta de las autoridades de Hong Kong es vista por un vasto sector de la población como una ventana que permitiría al régimen comunista juzgar, perseguir y reprimir a ciudadanos hongkoneses que no se ajusten a las doctrinas del PCCh.

En 1997 Reino Unido transfirió la soberanía de Hong Kong a China continental, bajo el acuerdo de que Beijing permitiera la permanencia de las libertades y derechos que gozaban los habitantes de la ciudad cuando eran colonia británica (modelo conocido como “un país, dos sistemas”).

Sin embargo, desde entonces, la influencia comunista china sobre Hong Kong ha crecido, con su gobierno y parlamento inclinados a favor del poder central del PCCh. La educación, las publicaciones y los medios de comunicación están cada vez más bajo presión.

Millones de personas en Hong Kong llevan dos meses protestando contra un proyecto de ley de extradición al opaco sistema judicial chino
Millones de personas en Hong Kong llevan dos meses protestando contra un proyecto de ley de extradición al opaco sistema judicial chino

En este marco, varios funcionarios estadounidenses han mostrado recientemente preocupación por la represión en las protestas, considerando que estas manifestaciones prodemocracia son legítimas.

“Las manifestaciones en curso en Hong Kong reflejan el sentimiento de sus habitantes y sus amplias preocupaciones sobre la erosión de la autonomía de Hong Kong”, dijo un portavoz del Departamento de Estado al periódico The Epoch Times en un correo electrónico.

“No es creíble pensar que millones de personas están siendo manipuladas para defender una sociedad libre y abierta”, agregó.

El líder de la mayoría del Senado estadounidense, Mitch McConnell, advirtió al régimen chino que una represión violenta contra los manifestantes en Hong Kong sería “completamente inaceptable”. Las declaraciones del senador se producen luego de que las manifestaciones prodemocráticas en el territorio gobernado por China se ampliaron nuevamente el lunes.

“El pueblo de Hong Kong se enfrenta valientemente al Partido Comunista Chino mientras Beijing intenta invadir su autonomía y libertad”, apuntó McConnell a través de su cuenta de Twitter.

Asimismo, su colega, el senador republicano Marco Rubio, dijo en un tuit: “En Hong Kong, el gobierno de China le está mostrando al mundo exactamente quiénes son. No son los actores benignos y responsables con los que les gusta retratarse. Son autoritarios viciosos”.

El temor del PCCh

Debido a las recientes tensiones y a la ‘guerra comercial’ con EE. UU., China ya no es la “superpotencia” a la que todos temían. Las compañías occidentales se están retirando del continente y los residentes en zonas económicas especiales se atreven a protestar en contra del régimen. Las familias ricas huyen con su dinero al extranjero, y la clase obrera está conteniendo el aliento, esperando a que llegue una ‘nueva dinastía’.

Estados Unidos es uno de los principales países objetivo para muchos funcionarios corruptos de varios niveles del PCCh, ya que muchos de ellos planean emigrar al extranjero con sus familiares.

No obstante, a principios de 2019, el Departamento de Estado de EE. UU. endureció la investigación de visados y estos pueden ser denegados a los violadores de los derechos humanos y a aquellos que persiguen creencias religiosas.

Esto se aplica tanto a los visados de inmigración como a los de no inmigración, como los de turismo y de negocios. Se puede denegar la entrada a los titulares de visados, incluidos los que ya han obtenido la residencia permanente (Green Card o tarjeta verde), de acuerdo al sitio Minghui, una plataforma especializada en informar sobre la disciplina espiritual Falun Dafa y la persecución que sufren sus practicantes en China.

Según Minghui, muchos de los funcionarios corruptos -pertenecientes a la facción del excabecilla Jiang Zemin- han estado involucrados directamente en la persecución religiosa hacia Falun Dafa -también conocida como Falun Gong-, una disciplina espiritual de la Escuela Buda basada en los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

En 1999 el régimen chino comenzó una violenta persecución que continúa hasta hoy, y en la que se incluyen crímenes atroces para hacerlos renunciar a su creencia, que van desde alimentación forzada, torturas físicas y psicológicas, privación del sueño, lavado de cerebro, inoculación de drogas desconocidas y hasta sustracción forzada de órganos (en vida) con el fin de comercializarlos.

En la década de los 90 la disciplina de Falun Dafa contó con el respaldo de millones de personas que se dieron cuenta de los profundos beneficios que brinda la práctica
En la década de los 90 la disciplina de Falun Dafa contó con el respaldo de millones de personas que se dieron cuenta de los profundos beneficios que brindan sus suaves ejercicios y sus enseñanzas espirituales. Sin embargo debido a su creciente popularidad, en 1999 el PCCh la prohibió y comenzó a hostigar a sus practicantes con el fin de que renuncien a su creencia.

La persecución a Falun Dafa por parte del PCCh durante 20 años ha sido ampliamente condenada por la comunidad internacional. 

A pedido del Departamento de Estado, los practicantes de Falun Dafa fuera de China presentaron en el mes de julio una lista detallada de perpetradores involucrados en la persecución religiosa hacia esta disciplina espiritual.

La lista incluye no solo a aquellos que han perseguido directamente a los practicantes de Falun Dafa, sino también a aquellos que han instituido e implementado la política de persecución y que han colaborado con la misma.

Al correrse la voz de estas acciones en territorio chino, muchos temen no poder huir ni enviar a sus hijos a territorio estadounidense, reporta Minghui en base a testimonios dentro de China continental.

Asimismo, muchos de estos perpetradores temen que sus activos por corrupción sean congelados por el Departamento de Justicia de los EE. UU. y que sus hijos que ya están viviendo en el país americano sean expulsados de su territorio.

Tuidang o renuncia al Partido

Una de las “marcas” que inocula el partido a sus miembros es que desde la edad escolar les hace jurar su lealtad al PCCh. Los jóvenes pioneros por ejemplo a los 5 o 6 años ya están jurando con su sangre defender al PCCh; también en la liga juvenil donde a los adolescentes les inculcan mayores actos de violencia y ateísmo. Ya más adultos, para acceder a puestos importantes o simplemente conseguir un trabajo decente, hay que estar afiliado al PCCh y moverse en los hilos de sus influencias y nepotismo.

En este marco, el movimiento “tuidang” –o “renuncia al partido” en chino– llevó a más de 300 millones renuncias de ciudadanos chinos quienes expresaron públicamente su deseo de renunciar a sus vínculos con el PCCh y borrarse esa “marca” que le inocularon desde pequeños.

El PCCh considera que tal renuncia es un acto disidente, ya que el Partido no permite que sus miembros renuncien, solo pueden ser expulsados por ellos.

Mujeres en el Centro de Servicio Global para Renunciar al Partido Comunista Chino en Flushing, Nueva York, Estados Unidos, el 25 de junio de 2014. (Samira Bouaou / La Gran Época)
Mujeres en el Centro de Servicio Global para Renunciar al Partido Comunista Chino en Flushing, Nueva York, Estados Unidos, el 25 de junio de 2014. (Samira Bouaou / La Gran Época)

Todos los días, voluntarios por toda China arriesgan sus vidas para contarles a los ciudadanos chinos sobre el movimiento Tuidang y ayudarles a registrar sus renuncias en la plataforma del medio internacional La Gran Época. Las renuncias generalmente se hacen a través de un seudónimo ya que el régimen chino tiene un historial de castigar muy duramente a las voces disidentes.

Los voluntarios principalmente crean conciencia contactándose cara a cara con la gente y haciendo llamadas telefónicas a los miembros del PCCh. Otros cuelgan pancartas y carteles en espacios públicos para que el mensaje pueda llegarle a más ciudadanos chinos.

Si se llegara a declarar una organización terrorista al PCCh, esto haría que no solo los ciudadanos chinos -dentro y fuera de China- quieran desvincularse del partido, sino que los mismos líderes, que se han beneficiado de él, quieran liberarse. En tanto, aquellos que permanezcan afiliados al PCCh podrían ser juzgados, efectivamente, como miembros de una organización terrorista.

Esto podría marcar un punto de inflexión en la historia, ocasionando el mismo colapso del PCCh y el resurgimiento de China como una nación libre.

Para ver y firmar la petición, haz clic AQUÍ.

Le puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Temas: Categorías: Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.