La policía rusa informó el pasado martes que había encontrado el esqueleto de un cazador llamado Sergey Grigoriyev, quien fue matado y devorado por un oso que había criado desde pequeño en su hogar. Las autoridades decidieron sacrificar al animal.

Según detalla el diario inglés The Sun, Grigoriyev había rescatado al animal de su cautiverio hace cuatro años y lo crió desde cachorro. En el ataque también mató a uno de los tres perros del hombre.

La policía indicó que hace un año habían dado aviso al hombre para que se deshiciera del oso, debido a que lo había atacado y causado heridas en sus brazos, pero él no hizo caso de la advertencia

El hombre ruso alimentando al oso
El hombre ruso alimentando al oso

El cazador había criado al oso en una parcela que estaba ubicada en un área en las afueras de la ciudad siberiana de Ozersk, y planeaba desprenderse de este cuando estuviera preparado para la vida silvestre, según detalló su familia.

Alexey Petrov, jefe de la policía, indicó a los medios de comunicación que los agentes tuvieron que ocupar sus armas de servicio para abatir al animal.

“La bestia está muerta, por lo que los ciudadanos se pueden quedar tranquilos, ya que nunca más representará un peligro para la vida y seguridad de las personas”, indicó.

El hombre juega con el oso que luego arrebató su vida
El hombre juega con el oso que luego arrebató su vida

En el reporte agregaron que el oso se disponía a atacar también a la esposa e hija de Grigoriyev, pero en ese momento fue enfrentado por uno de los perros del lugar, dando tiempo a que ambas escaparan.

La policía anunció que iniciará una investigación en la ciudad de Ozersk, determinando si hay más vecinos que cuentan con osos como mascotas, que puedan ser un peligro para los demás.

Cabe señalar que en Rusia, por ley, se sacrifica a los osos cuando estos atacan a los humanos, sea en su hábitat natural o no.

A través de Bío Bío Chile

Ir a la portada de BLes.com.

Categorías: Mundo