JERUSALÉN – El fiscal general de Israel acusó formalmente el jueves al primer ministro Benjamín Netanyahu de una serie de casos de corrupción, lo que provocó un mayor desorden en el sistema político paralizado del país y amenazó el control del poder por parte del líder durante mucho tiempo.

El Fiscal General Avichai Mandelblit acusó a Netanyahu de fraude, abuso de confianza y aceptación de sobornos en tres escándalos diferentes. Es la primera vez que se acusa de un delito a un primer ministro israelí en ejercicio. Mandelblit iba a emitir una declaración formal el jueves.

La acusación no requiere que Netanyahu renuncie, pero se espera que aumente la presión sobre él para que dimita.

Netanyahu ha llamado a las acusaciones parte de una cacería de brujas, arremetiendo contra los medios de comunicación, la policía, los fiscales y el sistema de justicia.

Netanyahu tenía previsto hacer una declaración el jueves.

[descarga nuestra APP para recibir nuestro contenido destacado]

Te puede interesar: ¿Por qué un gobierno querría herir y dañar a personas que no están en contra de él ni de nadie más?

videoinfo__video2.bles.com||8af324729__

Ad will display in 09 seconds