El feminismo español, representado en cerca de 1.400 entidades, recibió en España casi 16.000 subvenciones del Estado entre los años 2014 y 2018, pasando solo en el 2018 de 208 a 6.000 aportes del gobierno.

Las estadísticas muestran que a marzo de 2019 había 1.168 Asociaciones, Federaciones, o Fundaciones con la palabra “mujer” en su denominación y otras 191 que incluyen “amas de casa”, según reseña el Diario Patriota.

Para la financiación de todas las entidades se gastaron en total más de 150 millones de euros, destacándose las comunidades autónomas como las que más han destinado fondos para estas instituciones feministas, alcanzando los 103,9 millones de euros.

Adicionalmente el lobby feminista requiere del gobierno que se mantengan los organismos públicos que atienden sus asuntos, al menos 10 entre institutos, direcciones, consejerías, agencias y secretarías.

España es uno de los mejores países del mundo para las mujeres, de acuerdo a un informe de la organización El Club de los Viernes, un movimiento por la libertades civiles, el derecho de propiedad privada y menos estado.

La entidad menciona el estudio del 2017 elaborado por el Georgetown Institute for Women, Peace and Security, y el Peace Research Institute of Oslo, que ubica al país ibérico en el quinto lugar en el mundo en este aspecto.

Pero de acuerdo con el panorama creado por el movimiento feminista “en España las mujeres viven en un régimen de terror, opresión y discriminación insoportable” según el informe de la ONG.

Asimismo, compara a España con otros países europeos en cuanto a la incidencia de violaciones como punto de referencia.

“En cuanto a violaciones, España tiene una tasa de 2,69 violaciones por cada 100.000 habitantes, muy lejos de las 64,06 que registra Suecia, las 42,89 de Noruega o las 29,42 de Dinamarca, países nórdicos que la izquierda en general suele usar como ejemplo para todo”.

Feminismo e ideología de género

Por otro lado, para Damián Sileo, periodista argentino y cristiano, “la ideología de género en todas sus formas, es perversa, dañina, que busca destruir a la familia y que tiene su máxima expresión en el (mal llamado) feminismo”.

Desde este punto de partida, el feminismo es usado como el arma que los ideólogos de género se esfuerzan por hacer cada vez más y más letal, y parte de su estrategia consiste en aumentar sus adeptos, a través de un trabajo meticuloso y premeditado, en el que intervienen varios actores, entre ellos los medios de comunicación.

Asimismo, la misión de la ideología de género ya es identificada como perjudicial en muchos países del mundo, y Balint Botond, sociólogo húngaro habla de la lucha contra ella:

“Los liberales fieles al género ya han causado daños irreparables en las almas de las generaciones que crecieron en las últimas décadas. Tenemos que luchar contra ellos sin concesiones y lograr una victoria completa, de lo contrario terminarán destruyéndonos”.

José Ignacio Hermosa – BLes

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Video Destacados