Redacción BLes – El 9 de noviembre se conmemora el 30.° aniversario de la caída del Muro de Berlín, suceso que allanó el camino para la reunificación de Alemania.

Hace 30 años miles de personas portadas de hachas y martillos derrumbaron el Muro de Berlín en busca de libertad, marcando un momento histórico y emblemático.

La barrera física de 156 kilómetros dividía la capital alemana entre el Este y el Oeste -con sus ideologías contrapuestas- se derrumbó rápidamente.

Este acontecimiento trajo aparejado cambios radicales en el mundo, incluyendo la derrota de los regímenes comunistas en Europa, la caída de la Unión Soviética, la conclusión pacífica de una Guerra Fría que duró 50 años y el amedrentamiento del comunismo con todos sus oscuros matices.

¿Por qué se construyó el muro?

Después de que finalizó la Segunda Guerra Mundial, las zonas ocupadas por EE.UU, Francia y Reino Unido se unieron para crear un nuevo Estado independiente llamado República Federal Alemana (RFA), mientras que el sector soviético pasó a denominarse la República Democrática Alemana (RDA).

La tensión de las relaciones entre ambos aumentó hasta el punto que de un día a otro los habitantes de Berlín se despertaron con una barrera física real,  dividiendo la capital en dos partes.

La RDA sostenía que el muro fue levantado para proteger a la población de ‘elementos fascistas’ que conspiraban por construir un Estado socialista en la Alemania del Este, pero la verdad es que fue diseñado con el objetivo de impedir la pérdida de población que migraba hacia la próspera RFA, de acuerdo a ABC.

Acompañando al muro, se creó también la llamada “franja de la muerte”, que consistía en una alambrada, sistemas de alarma, armas automáticas, torres de vigilancia y patrullas acompañadas por perros las 24 horas del día.

Entre 1961 y 1989 más de 5.000 personas trataron de cruzar el muro para escapar del socialismo y más de 3.000 fueron detenidas. Además se cree que alrededor de 100 personas murieron en el intento.

En el Museo del Muro de Checkpoint Charlie se narran las historias más curiosas de cómo la gente consiguió cruzar el muro.

Cruces fúnebres simbólicas en honor de los muertos en el muro. Foto de enero de 1990 (Wikimedia Commons).

La caída del muro

La caída del muro fue motivada por la apertura de fronteras entre Austria y Hungría en mayo de 1989, ya que cada vez más alemanes viajaban a Hungría para pedir asilo en las distintas embajadas de la República Federal Alemana.

Este hecho, motivó enormes manifestaciones en Alexanderplatz que llevaron a que el 9 de noviembre de 1989 el gobierno socialista de la RDA afirmara que el paso hacia el oeste estaba permitido.

Ese mismo día, se produjo un éxodo masivo. Miles de personas se agolparon en los puntos de control para poder cruzar al otro lado y nadie pudo detenerlos.

Al día siguiente, se abrieron las primeras brechas en el muro y comenzó la cuenta regresiva para el final de sus días.

Una vez liberados, familias y amigos pudieron volver a verse después de 28 años de separación forzosa.

Muro de Berlín en la puerta de Brandeburgo el 16 de noviembre de 1989 (Wikimedia Commons).
Muro de Berlín en la puerta de Brandeburgo el 16 de noviembre de 1989 (Wikimedia Commons).

¿Por qué la gente arriesgaba su vida para cruzar el muro?

Cuando a una persona vive oprimida y controlada por el Estado bajo el socialismo, lo más normal es que quiera escapar en busca de libertades y garantías individuales básicas.

Si bien el socialismo promete igualdad de oportunidades y ‘justicia social’, en la realidad concretamente solo trae pobreza, hambre y desabastecimiento. Y eso ha sido comprobado a lo largo de la historia, con muchos gobiernos que devienen en dictaduras, tales como Cuba, Venezuela, Corea del Norte y China.

El comunismo y su derivado el socialismo han fracasado en todos los niveles en todos los países en donde fueron aplicados. Se estima que más de 100 millones de personas perdieron la vida en el siglo XX bajo el comunismo, más que todas las guerras del mismo período juntas. 

En Alemania del Oeste las personas gozaban de bienestar en los años 60, de los avances tecnológicos, de educación y comercio libre y asimismo podían viajar sin restricciones a cualquier país que quisieran.

En cambio en la Alemania socialista del Este las personas no gozaban de estas libertades, ya que tenían una economía planificada e intervenida por el Estado y no se les permitía viajar a ningún lugar, y menos aún cruzar el muro.

La crisis económica, consecuencia de la deuda externa y la escasez de divisas que provocó el desabastecimiento de productos.

Aunque hoy los medios de comunicación y los libros de historia lo analicen desde distintos ángulos, lo cierto es que el deseo de mayores libertades y de reformar el sistema fue lo que ocasionó el colapso del muro, un símbolo de libertad y de rechazo al socialismo.

[DESCARGA NUESTRA APP PARA RECIBIR NUESTRO CONTENIDO DESTACADO]

Cuando un gobierno comete crímenes de lesa humanidad…

videoinfo__video2.bles.com||81a91ef5c__

Temas: Categorías: Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.