Apodado “el Carnicero de Beijing”, por su responsabilidad en la represión de las protestas de la plaza Tiananmen, el ex primer ministro chino Li Peng, falleció a los 90 años, anunció la agencia Xinhua.

“Murió el (lunes) 22 de julio de 2019 a las 23h15 (15H15 GMT), como consecuencia de una enfermedad cuyo tratamiento resultó ineficaz”, especificó Xinhua. El ex primer ministro ya había batallado contra un cáncer de vejiga.

Li ganó notoriedad en el mundo como uno de los gestores clave de la brutal represión que acabó con las manifestaciones pro-democracia en la capital el 4 de junio de 1989, y permaneció en la cúpula del gobierno comunista por más de una década.

El primer ministro chino en 1989, Li Peng, se hallaba "contra las cuerdas", pensaban los estudiantes que mostraban este cartel, antes de la masacre.
El primer ministro chino en 1989, Li Peng, se hallaba “contra las cuerdas”, pensaban los estudiantes que mostraban este cartel, antes de la masacre.

Después de grandes manifestaciones de estudiantes, trabajadores y otros ciudadanos que acamparon durante semanas en la plaza Tiananmen para reclamar cambios, Li proclamó la ley marcial el 20 de mayo de 1989.

Dos semanas más tarde, en la noche del 3 al de junio, los militares pusieron fin a las protestas matando a cientos de civiles desarmados, más de 1.000 según algunas estimaciones.

videoinfo__video2.bles.com||c9602ac3b__

Sin embargo, su papel en el restablecimiento del orden en ese momento fue elogiado este martes (23.07.2019) por la agencia de noticias del gobierno chino.

“Durante los disturbios políticos de la primavera y el verano de 1989 (…), el camarada Li Peng (…) tomó medidas decisivas para detener el desorden y apaciguar los disturbios contrarrevolucionarios”, comentó la agencia.

El primer ministro Li Peng y el secretario general del partido comunista chino Jiang Zemin, se hallaban en la cima del Gobierno de la República Popular China en 1989.
El primer ministro Li Peng y el secretario general del partido comunista chino Jiang Zemin, se hallaban en la cima del Gobierno de la República Popular China en 1989.

Aunque la decisión de enviar a las tropas fue colectiva, Li fue por considerado como el responsable de la sangrienta represión. Defendía con frecuencia la decisión de disparar contra los manifestaciones como un paso “necesario”: “Sin esa medida, China habría enfrentado una situación peor que en la ex Unión Soviética o Europa del Este”, dijo en una gira por Austria en 1994.

Fuente: DW

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: Mundo