El cineasta y realizador uruguayo Narciso ‘Chicho’ Ibáñez Serrador ha fallecido este viernes en Madrid a los 83 años. El creador televisivo y director había sido ingresado de urgencia el mismo día. En enero de este mismo año, ‘Chicho’ recibió el Goya de Honor como reconocimiento a toda su trayectoria, aunque no pudo acudir a la gala de Sevilla a recogerlo a causa de la enfermedad degenerativa que padecía.

Hace apenas unos días, el 4 de junio, la Filmoteca de Barcelona le rindió un homenaje en un acto donde se proyectó su película ‘¿Quién puede matar a un niño?’ y al que tampoco pudo asistir por su delicado estado de salud.

Un ejemplo de versatilidad

Nacido en Montevideo (Uruguay) en 1935, es el único hijo de la pareja de actores Narciso Ibáñez Menta y Pepita Serrador. Criado entre giras y escenarios, se convirtió desde niño en un ávido lector y desarrolló su vocación intelectual, a causa de una enfermedad que padeció en su infancia.

En la década de los cincuenta, ya en España, trabajó como actor en la compañía de teatro de su madre y, poco después, pasó también a la dirección. En 1957 regresó a Argentina y, junto a su padre, inició una exitosa colaboración en teatro, radio y televisión. Años más tarde, en 1963, retornó a España, donde su trayectoria profesional estuvo muy vinculada a RTVE.

Ibáñez Serrador se convirtió en un reputado profesional como actor, realizador y guionista en la televisión argentina, donde firmó muchas veces sus textos con el seudónimo Luis Peñafiel. A pesar de que sus orígenes se encontraban en el teatro, descubrió que la dirección y la escritura le atraían más que la interpretación.

Especializado en adaptaciones literarias y biografías de personajes célebres, sobre todo en su etapa argentina, fueron sus historias de ciencia ficción y de terror las que más impactaron al público. Un género que también cultivó en el cine, donde alumbró títulos emblemáticos como ‘La residencia’ (1969) y ‘¿Quién puede matar a un niño?’ (1976), de las que fue guionista y director.

El humor, otro sello de identidad

Su sello de identidad también incluyó el humor, con las presentaciones previas que hacía en ‘Historias para no dormir’ o en los ciclos de ‘Mis terrores favoritos’, a los que aportó un toque de ironía y comedia.

En la carrera de este divulgador de los clásicos del género, también figuran novelas radiofónicas y las obras teatrales ‘Aprobado en castidad’, ‘El agujerito’ y ‘El águila y la niebla’. Fundó la productora Prointel en 1970 para desarrollar sus propias producciones en cine, televisión, teatro y publicidad, entre las que se encuentran el mítico programa ‘Un dos, tres, responda otra vez’.

La trayectoria del hombre “tímido” que asustó, divirtió e hizo pensar al público fue reconocida con el Premio Nacional de Televisión en 2010, el Premio Maestro del Fantástico del Festival Nocturna, el Premio Ondas al Mejor Programa por ‘Hablemos de sexo’, premios Antena de Oro, Premio Iris y Premio Feroz de Honor, entre otros galardones, a los que se suma el Goya de Honor 2019.

A través de 20 Minutos.

La historia del bebé prematuro que logró vivir contra todo pronóstico

Juniper, el bebé que ganó la batalla a la muerte
Juniper, el bebé que ganó la batalla a la muerte

Redacción BLes – “Los médicos solo nos dieron un 20 por ciento de posibilidades de que pudiera vivir y estar razonablemente bien”, recuerda Kate French, cuando le dijeron que sería madre de una niña prematura. “Un embarazo normal dura 40 semanas. Sólo estaba a mitad de camino”, pensó.

“Las estadísticas no importan”, dijo el Dr. Germain del All Children’s Hospital de Florida, en Estados Unidos, ante las dudas que le plantearon los French sobre las posibilidades reales de que su hija naciera sana y creciera con normalidad.

“La gente siempre me pregunta si recé. Recé de la misma manera en que se dice que la gente reza en las trincheras. Recé con cada pensamiento y cada aliento”, relató la madre según Tampa Bay Times.

Estamos preocupados por que ”no queremos que sufra”, confesó finalmente Tom. “Pero queremos que nuestro bebé tenga una oportunidad”.

Finalmente, la pareja decidió abandonar todos aquellos pensamientos negativos y eligió seguir adelante. La pequeña nació a las 23 semanas y seis días de gestación.

“El ritmo cardíaco es de 170”, gritó un enfermero cuando dio a luz. El bebé era fuerte, y todos lo consideraron una buena señal. Pesaba 570 gramos y medía 30 centímetros. “Mi bebé”, repetía la madre, “mi bebé, mi bebé”.

“Es tan perfecta”, dijo su marido Tom cuando la vio. “Es tan hermosa. Esa es mi hija”, expresó con satisfacción.

La decisión corresponde a los padres

Aunque las preguntas sobre si viviría eran incontestables, la decisión de mantenerla con soporte vital y darle la oportunidad de vivir le correspondía a los padres, no a los médicos ni al estado.

Los médicos la metieron rápidamente en la incubadora. “Su piel era casi translúcida, y a través de su pecho podía ver su corazón latiendo”, precisó kate.

La enfermera abrió una portilla de la máquina, usó un estetoscopio del tamaño de una moneda de 25 centavos para escuchar los pulmones del bebé y mencionó: “Por ahora se ve bien”.

Luego “me mostró cómo meter las manos por el pequeño hueco redondo de la incubadora y me explicó cómo tocarla. No puedes frotarles la piel, pues se les desprendería. Cuando nacen tan pronto, solo presionas suavemente”, dijo Thomas.

“Puse mi dedo izquierdo suavemente en la palma de su mano y ella lo agarró con fuerza”, continuó diciendo. “En aquel momento todos mis miedos desaparecieron. Ella era lo más hermoso que jamás había visto. Y le dije: ‘Oye, cacahuete, soy papá’”.

La pequeña lucía muy frágil, e incluso el delicado manejo después del nacimiento la había dejado con moretones, y una red de cables, sensores y electrodos en su pecho, la cubría y le suministraban cafeína, antibióticos, analgésicos y sedantes, además de la nutrición líquida intravenosa.

Pese a todo siguió aferrándose a la vida

En las semanas siguientes, la pequeña sufrió una infección en los intestinos, que preocupó a los doctores y a los padres. Pese a todo siguió aferrándose a la vida y se recuperó.

Más tarde tuvo una recaída y la cosa pintaba bastante mal cuando de repente abrió los ojos por primera vez. La doctora lo tomó como una señal de que no debían darse por vencido y preparó una intervención quirúrgica de emergencia.

La operación fue corta, no así su recuperación. El padre en un intento por combatir su impotencia, empezó a leerle a la pequeña. Pensó que, en cierto modo, esto la ayudaría, así que ya no dejó de hacerlo.

La pequeña atravesó por problemas respiratorios y le diagnosticaron un coágulo en el corazón a sus 2 meses de vida. Más tarde también afrontó otras dolencias según atestiguó su madre.

Los días fueron pasando y Juniper cumplió los 3 meses. Los médicos anunciaron que pesaba cerca de un kilo y medio, gozaba de buena salud, y el coágulo así como otras afecciones habían desaparecido.

A los 6 meses y medio de tratamiento, le dieron el alta en el hospital. Juniper salía airosa tras ganar una batalla que duró 196 días. Ahora tiene 8 años, le gusta dibujar, hacer gimnasia y patinar sobre hielo.

Cada vez más personas esperan que Trump gane en 2020, según encuesta de CNN

Trump aplicará aranceles a la Unión europea por 11.000 millones de dólares
Donald Trump, presidente de los Estados Unidos. (Foto de archivo)

Redacción BLes – La mayoría de los estadounidenses cree que el presidente Donald Trump ganará un segundo mandato, según una encuesta de CNN realizada por SSRS.

La nueva encuesta encontró que el 54% dice que supone que Trump ganará las elecciones del 2020, mientras que el 41% cree que perderá.

De acuerdo a los resultados, los estadounidenses son más propensos ahora a decir que Trump ganará, de lo que estaban diciendo que Barack Obama ganaría un segundo mandato en mayo de 2011.

Asimismo de un 81% de un grupo de encuestados que no está a favor de Trump, que en diciembre del año pasado dijo que pensaba que el presidente perdería, ahora se ha reducido al 67%. Al mismo tiempo, la porción que aprueba al presidente y cree que ganará se ha mantenido mayormente estable (88% ahora contra 85% en diciembre), de acuerdo a CNN.

La economía sigue siendo el punto brillante de la presidencia de Trump en la opinión pública

Aquellos que aprueban la gestión de Trump, se centran en sus logros y en problemas a los que el mandatario está haciendo frente. Aproximadamente una cuarta parte (26%) citan a la economía como la razón principal por la que lo respaldan, 12% dice que es porque ha cumplido sus promesas, 9% dice que está haciendo que las cosas se hagan o al menos más que otros presidentes, 8% menciona mejoras en las calificaciones de desempleo y el 5% apunta a sus políticas en la frontera.

Siete de cada 10 encuestados dicen que la economía está en muy buena forma, casi lo mismo que en marzo, y el 52% dice que aprueba el manejo de la economía por parte de Trump.

Esta encuesta marca un nuevo punto culminante en la presidencia de Trump para quienes comparten la opinión de que la economía está en “muy buena” forma, el 28% dice que sí, y aunque no es significativamente más grande que el 26% que se sintió así en marzo, es la mejor calificación desde el 2000.

En el asunto de inmigración, los estadounidenses también otorgan al presidente un índice de aprobación del 41%, con un índice de desaprobación más alto (54%) del que gana por sus políticas comerciales.

En cuanto a la política exterior, las opiniones sobre el presidente también son en gran medida negativas. En su manejo de Corea del Norte, las opiniones de los estadounidenses han cambiado de positivo (48% de aprobación a 40% de desaprobación) a negativo (41% de aprobación y 45% de desaprobación) en el último año. La desaprobación supera la aprobación de su manejo de la situación con Irán, del 43% al 32%. Y más desaprobación (48%) que aprobación (42%) de su manejo del papel de comandante en jefe.

Sin embargo, la percepción de los estadounidenses sobre la amenaza que representan Irán y Corea del Norte ha disminuido en el último año. En una encuesta de mayo de 2018, el 47% dijo que consideraba que Corea del Norte era una “amenaza muy seria para Estados Unidos“, ahora, solo el 34% siente lo mismo, el número más bajo en las encuestas de CNN desde 2015.

La misma encuesta de 2018 encontró que el 40% ve a Irán como una amenaza muy seria. Eso se ha reducido a 28% en la nueva encuesta, la proporción más pequeña que se ha dicho en la encuesta de CNN en 2000.

La encuesta de CNN fue realizada del 28 al 31 de mayo en una muestra nacional aleatoria de 1.006 adultos desde teléfonos fijos o celulares con un entrevistador en vivo.

“El enemigo del pueblo”

En más de una ocasión, el presidente Trump ha llamado a la prensa “el enemigo del pueblo” debido a que la mayoría de las veces desinforman, en vez de informar, a través de las que él mismo llama ‘Fake News’.

En el 2016, cuando Trump fue electo presidente, realmente nadie se lo esperaba, todas las encuestas daban a Hillary Clinton como ganadora, hasta el último momento. Todos los principales medios de comunicación de EE. UU. y del mundo repetían la misma información, siempre en desmedro de Donald Trump.

Hoy -en base a los hechos- la situación se ha revertido al menos un poco. CNN, que siempre fue uno de sus principales detractores, hoy está informando sobre una encuesta positiva sobre Trump. O tal vez lo hace porque ha perdido mucha audiencia en el último tiempo y necesita recuperar su credibilidad.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y recibe las 5 noticias más destacadas del día de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: Mundo