Cerca de 1,03 millones de personas marcharon el 9 de junio en las calles de Hong Kong congregados en varias grupos multitudinarios en contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China continental.

Las nuevas leyes de extradición, anunciadas por primera vez en febrero, permitirían que los sospechosos de cualquier región sean extraditados sin la legislatura del Consejo Legislativo de Hong Kong, que aprueba las solicitudes. Un jefe de gobierno de la ciudad, el jefe ejecutivo, podrían aprobar las solicitudes de extradición directamente.

Los cantos de “no extradición de China, no ley maligna” hicieron eco entre los edificios de gran altura que bordean las calles de Hong Kong en un intento por presionar al gobierno local para que deseche los cambios propuestos.

La participación masiva la convirtió en la mayor manifestación desde 2003, cuando más de medio millón de habitantes de Hong Kong protestaron por el Artículo 23, una controvertida legislación contra la subversión que, según los críticos, apuntaría a la libertad de expresión y a los grupos suprimidos por Beijing. El proyecto de ley fue finalmente desechado.

Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China. En la misma fecha se congregaron una multitud de protestas en distintos sectores.
Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China. En la misma fecha se congregaron una multitud de protestas en distintos sectores.

La policía local dio estimaciones mucho más bajas para ambas protestas. En el 2003, la policía estimó que 350.000 personas se presentaron a la manifestación. El 9 de junio, dio una estimación de apenas 240.000. La manifestación pacífica de hoy superó la realizada contra la enmienda el 28 de abril, que sumó más de 130.000 manifestantes en las calles, y la del 31 de marzo, que atrajo a unas 12.000 personas.

“Las protestas son las más impresionantes desde las de 2014, el llamado Movimiento Paraguas, que ha visto a cientos de miles de personas salir a las calles pidiendo un sistema político plenamente democrático”, comentó la televisión Rai.

Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China.
Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China.

Algunos grupos anunciaron que pasarían la noche frente al Consejo Legislativo y miembros de la policía utilizaron porras y rociadores de gas pimienta para intentar dispersarlos, informó AFP.

Las asociaciones de derechos humanos de la excolonia británica sostienen que la nueva ley servirá para llevar a cabo la persecución política dentro del territorio de Hong Kong. La medida suprimiría la libertad de expresión al exponer a las personas al sistema judicial chino regido por la dictadura del Partido Comunista.

Los residentes de Hong Kong, los grupos empresariales y los grupos de derechos internacionales han expresado su preocupación por el hecho de que, dado el desprecio del gobierno chino por el estado de derecho, los cambios podrían permitir a Beijing acusar y extraditar a sus críticos con impunidad.

Joseph Cheng Yu-shek, un politólogo de Hong Kong y ex profesor de la City University de Hong Kong, dijo previamente a Epoch Times, en idioma chino, que le preocupa que las enmiendas erosionen el proceso legal en Hong Kong, una ciudad que ha gozado de relativa autonomía como una antigua colonia británica.

“Una vez que se apruebe la Ordenanza de delincuentes fugitivos, cada uno de nosotros puede ser extraditado a China continental para ser juzgado. … No tendremos el derecho básico a un juicio justo en ese momento “, dijo Cheng.

Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China
Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China

La administración de los Estados Unidos también expresó su preocupación por las propuestas de extradición, y el Departamento de Estado señaló en una declaración del 25 de abril que China está llena de “violaciones a los derechos humanos y abusos cometidos por el sistema legal de China, así como del deterioro general del respeto a la ley”.

La marcha del domingo 9 de junio estaba originalmente programada para comenzar a las 3 p.m. hora local desde el punto de partida en Victoria Park, pero se inició 30 minutos antes a petición de la policía local debido al gran número de manifestantes.

La oficina de Hong Kong de The Epoch Times informó que se implementaron medidas de control de multitudes en varias estaciones de metro de Hong Kong.

Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China. En la misma fecha se congregaron una multitud de protestas en distintos sectores.
Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China. En la misma fecha se congregaron una multitud de protestas en distintos sectores.

Alrededor de las 4 de la tarde, el primer grupo de manifestantes llegó al destino de la marcha, el edificio del Consejo Legislativo en el barrio del Almirantazgo. Algunos manifestantes en la parte de atrás estaban empezando a caminar desde Victoria Park.

Hacia las 21.00 horas, el último tramo de la marcha aún no había llegado a su destino. También había personas que se sumaban continuamente al contingente.

Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China. En la misma fecha se congregaron una multitud de protestas en distintos sectores.
Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China. En la misma fecha se congregaron una multitud de protestas en distintos sectores.
Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China.
Cientos de miles de manifestantes marchan el el 9 de junio de 2019 por una calle de Hong Kong durante una manifestación contra una controvertida propuesta de ley de extradición a China.

Sydney

El descontento en Hong Kong por la decisión de permitir las extradiciones a China continental se extendió este domingo a Sydney, Australia, y a otras ciudades de otros países.

Miles de chinos australianos se congregaron el 9 de junio para instar al gobierno a condenar la nueva ley china.

Ida Lee, una de las personas que se reunieron en el centro de Sydney, dijo a Reuters que valoraba su libertad de expresión, y que los expatriados temían ser capturados por el régimen del PCCh mientras viajaban por Hong Kong.

“Creo que la gente común y corriente como yo vivirá con el temor perpetuo de quebrantar alguna ley china cuando pasemos por Hong Kong y ser arrestados y extraditados”, dijo Lee.

Uno de los organizadores de la protesta, el estudiante universitario Jared Fu, pidió al gobierno australiano que condenara la ley propuesta, como lo habían hecho Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea.

“Nuestras principales preocupaciones con respecto a este proyecto de ley incluyen la posible persecución política y las violaciones de los derechos humanos, e incluso las amenazas a la seguridad personal si son detenidas por China”, dijo.

El gobierno de Australia no ha condenado la ley, pero un portavoz del Departamento de Asuntos Exteriores y Comercio dijo a Reuters el domingo que su cónsul general en Hong Kong había planteado la cuestión a altos niveles del gobierno de la ciudad.

“El gobierno australiano se está interesando mucho en las enmiendas propuestas a la Ordenanza sobre Delincuentes Fugitivos en Hong Kong, incluso para determinar cualquier impacto en los residentes australianos”, dijo el portavoz por correo electrónico.

Imágenes de Japón

Manifestantes chinos se concentran cerca de la Oficina Económica y Comercial de la Región Administrativa Especial de Hong Kong en Tokio
Manifestantes chinos se concentran cerca de la Oficina Económica y Comercial de la Región Administrativa Especial de Hong Kong en Tokio
TOKIO, JAPÓN – 9 DE JUNIO: Los manifestantes marchan en la calle durante una protesta contra la propuesta de ley de extradición el 9 de junio de 2019 en Tokio, Japón. Alrededor de 300 manifestantes marcharon en Tokio el domingo contra un polémico proyecto de ley de extradición que permitiría que los presuntos delincuentes sean enviados a China continental para ser juzgados.
TOKIO, JAPÓN – 9 DE JUNIO: Los manifestantes marchan en la calle durante una protesta contra la propuesta de ley de extradición el 9 de junio de 2019 en Tokio, Japón. Alrededor de 300 manifestantes marcharon en Tokio el domingo contra un polémico proyecto de ley de extradición que permitiría que los presuntos delincuentes sean enviados a China continental para ser juzgados.

A través de La Gran Época.    

Xi Jinping se muestra desorientado ante la firme postura del presidente Donald Trump

El presidente de los EE. UU. Donald Trump (izq) y Xi Jinping, presidente de la República Popular China (dch).
El presidente de los EE. UU. Donald Trump (izq) y Xi Jinping, presidente de la República Popular China (dch).

Redacción BLes – Al responder a las preguntas de la prensa durante la reunión con el presidente francés Emmanuel Macron, el presidente Donald Trump dijo el jueves que se reservará su decisión de seguir aumentando los aranceles sobre China hasta que se reúna con el líder chino Xi Jingping en la cumbre del G-20 que se celebrará a finales de este mes en Japón.

En respuesta a la pregunta de un reportero, el presidente Trump dijo: “¿Aranceles adicionales sobre China? Bueno, ¿te refieres a lo que voy a poner los 325 mil millones de dólares extras en aranceles? Tomaré esa decisión en las próximas dos semanas. Probablemente después del G-20. De una forma u otra, tomaré esa decisión después del G-20. Me reuniré con el Presidente Xi y veremos qué pasa. pero probablemente lo planee en algún momento después del G-20”.

Si el presidente Trump aumenta los aranceles sobre China en otros 325.000 millones de dólares, eso equivaldrá esencialmente a que se cobren aranceles sobre todo lo que China exporta a los Estados Unidos.

En julio de 2018, el presidente Trump comenzó a imponer aranceles a los productos chinos. Los aranceles han aumentado gradualmente con el paso del tiempo a medida que el régimen comunista chino se ha mostrado reacio a hacer cambios en los asuntos de interés estadounidense e internacional, lo que ha beneficiado económicamente a China y ha mejorado las capacidades tecnológicas y militares del país.

Las tácticas utilizadas por el régimen chino para fortalecerse en su búsqueda declarada de la dominación mundial incluyen la transferencia forzada de tecnología sensible de empresas extranjeras antes de permitirles hacer negocios en China, el robo de propiedad intelectual, la piratería informática de los sistemas informáticos de las empresas estadounidenses para robar investigación, desarrollo y tecnología valiosos y el subsidio excesivo de las empresas chinas, lo que les da ventajas comerciales mundiales injustas.

Los aranceles en 2018 comenzaron en un 25 por ciento para los 50.000 millones de dólares de productos chinos. Cuando China impuso aranceles en represalia, el presidente Trump añadió un 10 por ciento a otros 200.000 millones de dólares de las importaciones chinas a Estados Unidos.

El 10 de mayo de 2019, el presidente Trump aumentó los aranceles al 25 por ciento para todos los 250.000 millones de dólares previamente arancelados después de que el presidente dijera que el régimen chino se retractó de acuerdos anteriores en sus negociaciones comerciales en curso.

Este tipo de acción punitiva directa no ha sido tomada contra China por ningún presidente norteamericano anterior ni por ningún otro líder mundial antes del presidente Trump. Expertos chinos como Michael Pillsbury y Gordon Chang han comentado que el régimen chino se siente nervioso e incierto ya que no ha sido capaz de leer al presidente Trump o predecir lo que hará a continuación y darse cuenta de que las acciones de represalia por sí solas, si se llevan a cabo de forma excesiva, tendrían un efecto negativo en la economía de la propia China.

A pesar de las tensiones, numerosas naciones e incluso líderes del Partido Demócrata como Chuck Schumer han apoyado las enérgicas acciones del presidente contra China.

Más del 90% de la información sobre Trump en los medios es sesgada, revela investigación

El presidente de los EE. UU., Donald J. Trump (imagen de archivo)
El presidente de los EE. UU., Donald J. Trump (imagen de archivo)

Redacción BLes – La cobertura mediática sobre el presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, continuó siendo hostil pese a que el asesor especial Robert Mueller llegó a la conclusión de que no había existido ninguna colusión de campaña del mandatario con Rusia, de acuerdo al organismo de análisis de contenidos políticos Media Research Center (MRC).

Solo en mayo, la organización de vigilancia mediática contabilizó que el 92% de la información emitida sobre Trump en los medios fue sesgada, llegando incluso a multiplicarse por 2 la cobertura nocturna sobre la supuesta conspiración con Rusia después de que Mueller declarara que no encontró evidencias.

Para el análisis, se revisaron los 1.806 minutos de cobertura del presidente en los noticieros nocturnos de ABC, CBS y NBC desde el 1 de enero al 31 de mayo. Más de 513 minutos de ese tiempo se dedicaron a la investigación de Rusia, o sea, aproximadamente el 28 por ciento del total.

No obstante, los televidentes comenzaron a escuchar hasta 3 veces más referencias a una presunta “destitución” del mandatario tras la finalización del informe.

“A pesar de la falta de un arma humeante con la que acusar a Trump en el informe Mueller, las cadenas de televisión, en realidad, invirtieron aún más en la historia de Rusia, ya que su cobertura total saltó de 196 minutos del 1 de enero al 21 de marzo (19% del tiempo total de emisión de Trump) a la friolera de 317 minutos del 22 de marzo al 31 de mayo (casi el 42% de toda la cobertura del Presidente)”, detalló la entidad conservadora.

En los meses de enero, febrero y la primera parte de marzo, los analistas del MRC registraron 926 declaraciones hechas por reporteros, presentadores o fuentes no partidistas -como votantes o expertos-. Tras descartar las declaraciones neutrales, destacaron que sólo el 8% de estos comentarios fueron positivos, en comparación con el 92% que criticaron al Presidente o a su administración.

De hecho, se ha mostrado repetidamente que la cobertura mediática sobre el Presidente Trump es “abrumadoramente” negativa desde que irrumpió en la escena política estadounidense al inicio de su campaña presidencial para 2016, señaló Daily Caller citando otros tantos estudios. 

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y recibe las 5 noticias más destacadas del día de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: Mundo

Video Destacados