Miles de españoles participaron el domingo en una manifestación convocada por partidos de derechas en Madrid para pedir la dimisión del presidente del gobierno, Pedro Sánchez.

Muchos de los asistentes al acto en la céntrica Plaza de Colón portaban banderas de España y corearon lemas con “Sánchez dimisión”, “Elecciones” y vítores en favor de las fuerzas de seguridad.

El conservador Partido Popular y la formación de centroderecha Ciudadanos, ambos en la oposición, organizaron el acto, que contó con el respaldo de la derechista Vox y de otras formaciones también de la derecha. Los convocantes sostienen que Sánchez debe renunciar por mantener conversaciones con los independentistas en la región nororiental de Cataluña.

“El tiempo del gobierno de Sánchez ya ha acabado”, dijo el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, quien pidió a los votantes que castiguen al Partido Socialista de Sánchez en las próximas elecciones europeas, regionales y municipales de mayo.

Las tensiones políticas se agravan en vísperas del juicio que comenzará el martes en el Tribunal Supremo contra 12 líderes separatistas, que enfrentan cargos, incluido el de rebelión, por su papel en un fallido intento de independencia en 2017.

El líder socialista llegó al poder en junio con la promesa de suavizar las tensiones entre el gobierno central de Madrid y los líderes catalanes en Barcelona. Sánchez se reunió en dos ocasiones con el presidente del gobierno regional, Quim Torra, y miembros de los dos ejecutivos mantuvieron varios encuentros más.

Sánchez dijo que estaría dispuesto a negociar un nuevo Estatuto de Autonomía para Cataluña, que determina el autogobierno de la región. Pero el ejecutivo de Madrid rompió las negociaciones el pasado viernes, cuando la vicepresidenta Carmen Calvo dijo que los secesionistas no abandonarían su demanda de un referéndum de independencia.

Sánchez está intentando recabar apoyos para aprobar los presupuestos nacionales y necesita los votos del grupo independentista catalán en el parlamento nacional para lograrlo.

Aunque reiteró en quiere agotar la legislatura, que expira en 2020, si los presupuestos no pasan el trámite parlamentario Sánchez podría verse obligado a convocar elecciones anticipadas.

Fuente de información AP

Ir a la portada de BLes

Categorías: Mundo