La primera ministra británica Theresa May anunció este lunes que la votación final en el Parlamento del Reino Unido sobre el acuerdo del Brexit, entre su gobierno y la Unión Europea, se llevará a cabo el 14 de enero.

El mes pasado, el gobierno británico y la Unión Europea lograron un acuerdo, sin embargo, May aplazó la votación parlamentaria de la semana pasada cuya intención era ratificarlo cuando se hizo evidente que este podría ser rechazado.

Se retomará el debate sobre el acuerdo cuando el Parlamento regrese tras las fiestas navideñas la semana del 7 de enero, con la votación programada una semana después, dijo May el lunes a los legisladores de la Cámara de los Comunes.

Además afirmó que sabe que este “no es el acuerdo perfecto para todos”, pero puntualizó que es uno “de compromiso”. “Pero si permitimos que lo perfecto sea enemigo de lo bueno, entonces todos corremos el riesgo de dejar la UE sin acuerdo”, señaló.

Algunos políticos creen que un nuevo referendo es la única forma de superar el atascamiento político por el Brexit. Sin embargo, May dijo a los legisladores que organizar otro referendo pisotearía la decisión de los votantes de 2016 de salirse de la UE.

Incluso, el gobierno de May señaló que cualquier modalidad de Brexit resultará negativa para la economía británica, pero advierten que la peor opción sería dejar el bloque sin un acuerdo.

La Primera Ministra puntualizó que otro referendo “les diría a millones (de personas) que confiaron en la democracia que nuestra democracia no cumple y causaría más división”.

“Demasiadas personas quieren subvertir este proceso por sus propios intereses políticos, en lugar de actuar por el interés nacional”, señaló May.

Finalmente insistió en que el Parlamento “tiene el deber democrático de cumplir con aquello por lo que votaron los británicos”.

Con información de AP

Ir a la Portada BLes.com