La primera ministra británica Theresa May reiteró su intención de continuar el proceso para obtener el mejor acuerdo para el Brexit, luego de que legisladores conservadores británicos forzaran una moción de censura a su propio grupo parlamentario.

La afirmación de May se produce luego de que Graham Brady, presidente del comité que supervisa las contiendas por el liderazgo del Partido Conservador, anunciara que recibió las cartas de unos 48 legisladores solicitando el inicio de la moción de censura.

Según Brady, esto supone que “se ha superado el umbral del 15% de los legisladores del partido que buscan una moción de censura a la líder del Partido Conservador”.

La votación se celebrará en el parlamento entre las 18:00 y las 20:00 (1800GMT y 2000GMT) del miércoles, y los resultados se anunciarán poco después, apuntó el funcionario.

May dijo en un desafiante comunicado emitido por el 10 Downing St.: “Un cambio en el liderazgo del Partido Conservador ahora pondrá en riesgo el futuro de nuestro país”.

La primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May (centro), tras reunirse con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en Bruselas, el 11 de diciembre de 2018. (AP Foto/Virginia Mayo)
La primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May (centro), tras reunirse con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en Bruselas, el 11 de diciembre de 2018. (AP Foto/Virginia Mayo)

La dirigente dijo que destituirla y nombrar a otro líder – un proceso que podría durar semanas – podría resultar en una demora o incluso una paralización del Brexit.

Con el fin de reunirse con su homólogo irlandés, Leo Varadkar, May canceló un viaje a Dublín para quedarse en Londres e intentar recabar apoyos entre los legisladores.

Compañeros de gobierno salieron en defensa de May. El secretario de Interior, Sajid Javid, tuiteó que el desafío a su liderazgo a poco más de tres meses del Brexit, “será visto como autoindulgente y erróneo. La PM tiene mi total apoyo y es la mejor persona para asegurar que abandonemos la UE el 29 de marzo”.

May señaló en una declaración ante su residencia oficial londinense de Downing Street: “Debemos y cumpliremos con el voto del referéndum (de junio de 2016) y aprovecharemos las oportunidades que hay por delante”.

Con información de AP

Ir a la portada de Bles.com.