Rescatistas que están tratando de salvar a un niño de 2 años que está atrapado en un pozo profundo del sur de España desde hace cinco días recibieron maquinaria pesada para taladrar un hoyo vertical paralelo al hoyo.

Ángel García, ingeniero a cargo de la operación de coordinación y rescate, dijo que la composición de las capas del lugar es complicada y eso está atrasando el trabajo.

Le puede interesar: Hallan pelo del niño de 2 años atrapado en un estrecho pozo en el sur de España.

Los españoles esperan salir airosos de cada contratiempo mientras luchan contrarreloj para llegar hasta donde está Julen Rosello, quien el domingo se cayó a un pozo de 110 metros de profundidad.

Socorristas trabajan en un operativo de rescate de un niño de que cayó en un pozo de 110 metros (360 pies) de profundidad en una área montañosa cerca del pueblo de Totalán en Malaga, España, el lunes 14 de enero del 2019. (AP Foto/Gregorio Marrero)
Socorristas trabajan en un operativo de rescate de un niño de que cayó en un pozo de 110 metros (360 pies) de profundidad en una área montañosa cerca del pueblo de Totalán en Málaga, España, el lunes 14 de enero del 2019. (AP Foto/Gregorio Marrero)

Debido a que no pueden deslizarse por el hoyo angosto, los rescatistas primero usaron máquinas pero encontraron resistencia a unos dos tercios de profundidad y ahora están tratando de taladrar túneles alternos para llegar hasta el niño.

Las autoridades dicen que hay esperanzas de que Julen siga vivo si hay suficiente oxígeno debajo de lo que les bloquea el paso.

Fuente de información AP

Ir a la portada de BLes

Categorías: Mundo