El monzón, que afecta a este subcontinente desde junio hasta septiembre, es esencial para la irrigación de cultivos y el almacenamiento de agua que necesitan los habitantes de India, Bangladesh, Pakistán y Nepal, y que constituyen un quinto de la población humana. Pero cada año, las lluvias son acompañadas también de muerte y destrucción.

“Comunidades enteras están aisladas del mundo por la crecida de las aguas, lo que aumenta los riesgos de que la gente sufra hambre o se enferme”, advirtió Xavier Castellanos, de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja.

Bangladesh

Cerca de un tercio de Bangladesh, en un delta, surcado por cientos de ríos y poco elevado, se encuentra actualmente bajo el agua, declaró Arifuzzaman Bhuyan, del centro de prevención de inundaciones y alerta de ese país. Por lo menos 14 ríos, entre ellos el Brahmaputra, salieron de su cauce y superaron los niveles considerados como peligrosos, precisó.

Hasta el momento, el monzón de 2019 ya costó la vida a 44 personas en este país de 160 millones de habitantes. En 1998, en ocasión de una de las peores inundaciones en Bangladesh, cerca del 70 por ciento del país quedó bajo el agua.

Hasta el momento, el monzón de 2019 ya costó la vida a 44 personas en Bangladesh.
Hasta el momento, el monzón de 2019 ya costó la vida a 44 personas en Bangladesh.

Nepal

En Nepal, entretanto, murieron al menos 78 personas y 16.000 familias fueron evacuadas debido a las inundaciones. El nivel del agua comenzó a bajar, pero los socorristas continúan evacuando en botes neumáticos a familias bloqueadas en los tejados de sus casas. Los expertos sanitarios señalan riesgos de epidemias y lanzaron un llamado a la ayuda internacional.

En Nepal, al menos 78 personas murieron y 16.000 familias fueron evacuadas.
En Nepal, al menos 78 personas murieron y 16.000 familias fueron evacuadas.

India

En India, las lluvias monzónicas causaron la muerte de 50 personas, sobre todo en los estados de Bihar y Asam, en el norte y noreste del país. Las autoridades de Asam decretaron la alerta roja frente a las inundaciones, que dejaron por el momento once muertos y 83.000 desplazados. En Bihar, las inundaciones que afectan a 2,5 millones de habitantes dejaron por el momento 25 muertos.

Inundaciones, aludes y derrumbes han dejado las lluvias torrenciales del monzón en India (foto), Bangladesh, Pakistán y Nepal.
Inundaciones, aludes y derrumbes han dejado las lluvias torrenciales del monzón en India (foto), Bangladesh, Pakistán y Nepal.

En Bombay, la capital económica del país, siete personas murieron el martes y más de diez están desaparecidas tras desplomarse un edificio de varios pisos, anunciaron las autoridades locales.

El accidente se produjo tras fuertes lluvias en el barrio de Dongri, al sur de la megalópolis. Según un habitante, la estructura del edificio tenía mas de un siglo, y en su interior vivían una decena de familias, pese a su mal estado. Los derrumbes de inmuebles y estructuras mal construidos o carentes de mantenimiento son frecuentes en el período del monzón.

El accidente se produjo tras fuertes lluvias en el barrio de Dongri, al sur de Bombay.
El accidente se produjo tras fuertes lluvias en el barrio de Dongri, al sur de Bombay.

A principios de mes, 22 personas murieron en Bombay al desplomarse un muro a causa de las lluvias monzónicas. El domingo, el derrumbe de un edificio causó la muerte de 14 personas, 13 de ellas soldados, en Himachal Pradesh, un estado montañoso. Más al norte, en el sector paquistaní de Cachemira, murieron 23 personas y 120 viviendas sufrieron daños.

La ONU declaró el lunes (15.07.2019) que estaba preparada para aportar su ayuda a las autoridades de los países afectados.

Fuente: DW

Le puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Categorías: Mundo