Sam Brownback, el embajador extraordinario de Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional, hizo una declaración en Twitter el 29 de julio de 2019: “El 20 de julio se cumplieron 20 años desde que Falun Gong fue prohibido en China. Hoy en día, los practicantes todavía se enfrentan a la persecución a manos del gobierno chino, incluyendo arrestos, torturas y la renuncia forzada a su fe. Las acciones del partido comunista chino son inaceptables”.

Desde que se convirtió en embajador extraordinario para la Libertad Religiosa Internacional en febrero de 2018, Brownback ha abordado las violaciones de los derechos humanos contra los practicantes de Falun Dafa -también conocida como Falun Gong- en China en numerosas ocasiones.

En el Club de Corresponsales Extranjeros en Hong Kong el 8 de marzo de 2019, criticó la persecución del partido comunista chino (PCCh) contra Falun Gong y la sustracción de órganos aprobada por el estado a los practicantes vivos de Falun Dafa. “La opresión del gobierno chino se extiende a Falun Gong, cuyo abuso ha sido bien documentado”, comentó. “Persisten las acusaciones de que el gobierno chino sigue robando órganos a la fuerza a los prisioneros retenidos por su fe, incluyendo a los practicantes de Falun Gong y a los üigures”.

Dijo que el gobierno de Estados Unidos continuará instando al gobierno chino a poner fin al abuso y maltrato de los practicantes de Falun Dafa. “Esto ha durado más de veinte años y debe terminar. Además, deben abordar el asunto del paradero de los practicantes desaparecidos”, continuó.

[Vigilias en todo el mundo por los 20 años de persecución a Falun Dafa en China]

El 21 de junio de 2019, cuando el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó su Informe Anual sobre Libertad Religiosa Internacional de 2018, el informe incluía a China como un “País de Preocupación Particular” (CPC) bajo la Ley de Libertad Religiosa Internacional de 1998 por haber participado o tolerado violaciones particularmente graves de la libertad religiosa.

Brownback dijo que China había declarado la guerra a la fe. “Hemos visto cómo el gobierno chino abusa cada vez más de creyentes de casi todas las religiones y de todas las partes del continente”, explicó.

Mencionó específicamente la sustracción de órganos aprobada por el estado del PCCh de prisioneros de conciencia vivos, incluyendo practicantes de Falun Dafa, üigures, budistas tibetanos y cristianos clandestinos.

Alertó a la opinión pública de que las atrocidades perpetradas por el estado chino deberían conmocionar la conciencia de todos.

Al régimen comunista chino le dijo: “No se equivoquen, no ganarán su guerra contra la fe. Esto tendrá consecuencias para su posición en su país y en todo el mundo”.

Fuente: es.minghui.org.

Nota del Editor:

Falun Dafa es una disciplina espiritual de la Escuela Buda que cultiva el cuerpo y la mente haciendo énfasis en la elevación del carácter moral a través de la comprensión de los principios que rigen la práctica: Verdad, Benevolencia y Tolerancia (Zhen Shan Ren), señala el sitio web oficial.

Esta disciplina se realiza generalmente en lugares públicos al aire libre, y fue introducida en el año 1992 por el Sr. Li Hongzhi. Gracias al impacto que tuvo la misma en la salud de los practicantes se presentó un incremento exponencial en el número de personas que hacían la práctica en toda China llegando a los 100 millones.

Sin embargo para el año 1999 el régimen comunista, encabezado por el entonces cabecilla del Partido Comunista Chino, Jiang Zemin, comenzó una intensa persecución en contra de la práctica debido a que sintió que su crecimiento exponencial representaba un obstáculo para los intereses del partido. Desde entonces, los practicantes son víctimas de numerosas flagelaciones como trabajos forzados, además de padecer bajo el sistema de sustracción forzada de órganos avalado por el mismo régimen chino.

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.