Un insólito hecho quedó al descubierto en las vísperas de Nochebuena en la ciudad de Trondheim (Noruega), luego que un hombre de 17 años tuviera que llamar a la policía para que lo ayudara a salir del auto que él mismo había intentado robar. Quedó detenido inmediatamente.

Según detalló la cadena europea NRK, el joven tenía antecedentes penales por robos menores en la misma zona. En el reporte se agregó que se especializaba en sustracción de vehículos particulares.

El diario inglés The Guardian agregó que el problema para el ladrón fue que las puertas se bloquearon en el momento que intentó salir manejando el auto, que estaba estacionado en un lugar céntrico del área urbana.

La policía de Trondheim señaló en redes sociales que el sujeto había llamado por celular a la comisaría para informar que se había “quedado atorado en un auto que intentaba robar”.

Las mismas autoridades señalaron que acudieron al lugar y sacaron al ladrón que estaba en el auto. Luego de eso fue llevado a prisión para luego ser pasado a control de detención.

En el parte policial añadieron que el sujeto no causó daños al auto, de la marca Volvo, el cual quería vender por piezas en distintas partes del país.

“Estaba sumamente desesperado y estresado en el momento que nos llamó. Además creo que se alivió bastante en el momento que llegamos hasta el lugar”, indicaron.

Por último afirmaron que el sospechoso no sería habitante de la ciudad de Trondheim y había llegado hasta allí proveniente de la capital Oslo.

A través de Bío Bío Chile

Ir a la portada de BLes.com.