Una joven con muerte cerebral conectada a un equipo de soporte vital dio a luz a una niña, dijo el martes una clínica en República Checa.

El Hospital Universidad en Brno, la segunda ciudad más grande de la República Checa, dijo que la bebé pesó 2,1 kilogramos (4,6 libras) y nació por cesárea. El parto fue a las 34 semanas de embarazo, después de que la mujer de 27 años estuvo conectada a soporte vital durante tres meses.

El nosocomio no dio detalles de la salud de la niña, pero una televisora pública checa dio que la bebé, quien nació este mes, está con su padre.

[Matan a un joven de 16 años que habría drogado y violado a una niña de 12]

La joven fue declarada con muerte cerebral a principios de junio, tras sufrir una hemorragia cerebral unas semanas después de quedar embarazada. Por ese entonces, el hospital dijo que los doctores la conectarían a soporte vital para mantenerla viva hasta que el bebé se desarrollara lo suficiente como para nacer.

Le puede interesar: “Aún estaba vivo”: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.