El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, encabeza la agenda de la primera jornada completa del Foro Económico Mundial de Davos el martes con un discurso ante líderes políticos y empresariales.

Bolsonaro, brindó un corto mensaje, pero contundente, presentando sus lineamientos más importantes en materia económica, solicitando de antemano a los empresarios confíen en su nación.

“Vamos a defender a la familia, a los verdaderos derechos humanos”, subrayó el Presidente.

También se refirió a las reformas que su equipo de trabajo está liderando en el gigante sudamericano y sostuvo que la izquierda en América Latina “no prevalecerá”.

Un agente de las fuerzas especiales suizas hace guardia sobre el tejado del Hotel Kongress, cerca del Centro de Congresos, en la primera jornada de la 49na edición del Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza, el 22 de enero de 2019. (Laurent Gillieron/Keystone via AP)
Un agente de las fuerzas especiales suizas hace guardia sobre el tejado del Hotel Kongress, cerca del Centro de Congresos, en la primera jornada de la 49na edición del Foro Económico Mundial, en Davos, Suiza, el 22 de enero de 2019. (Laurent Gillieron/Keystone via AP)

Durante años, el foro representó el interés de las empresas por aumentar los vínculos transfronterizos. Pero hoy en día el globalismo está en retroceso y algunos líderes de todo el mundo vuelven a poner el foco en sus países, limitando el comercio y la inmigración.

Tras la intervención de Bolsonaro, estarán en el estrado este martes la canciller de Alemania, Angela Merkel, y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe.

Pero varios de los líderes mundiales más destacados no acudirán a Davos por las importantes crisis en sus países: el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, por el cierre parcial del gobierno; la primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, por el Brexit, y su homólogo francés, Emmanuel Macron, por las protestas antigubernamentales de los “chalecos amarillos”.

En declaraciones al margen, el presidente de la gigantesca telecom china Huawei negó que la tecnología de la empresa permita a las fuerzas de seguridad chinas espiar a los clientes.

Estados Unidos y otros países occidentales temen que la fábrica de smartphones y otros artefactos podría diseñarlos para permitir el espionaje del gobierno chino. Varios países han restringido la compra de equipos Huawei.

Por otra parte, el secretario de Estado estadounidense Mike Pompeo expresó su “optimismo” de alcanzar un “buen resultado” en las inminentes negociaciones comerciales con China en Washington.

Se espera el arribo de una delegación china de alto nivel a Washington el 30 de enero, cuando las dos partes esperan alcanzar un acuerdo para poner fin a su conflicto.

En declaraciones a los delegados vía teleconferencia, debido al cierre del gobierno en Estados Unidos, Pompeo aseguró que el “curso de la relación será determinado por los principios que defiende” el país.

Esto incluye “mares libres y abiertos” y “acuerdos comerciales justos y recíprocos donde cada país tiene la oportunidad de competir sobre bases justas, transparentes y abiertas”.

Con información de AP

Ir a la portada de BLes.          

¿Conoces nuestro canal de Youtube? ¡Suscríbete!

Temas: Categorías: Mundo