El naufragio del gran barco acorazado Hiei de la Armada Imperial Japonesa, que combatió en la Segunda Guerra Mundial, fue hallado por investigadores a bordo del buque Petrel, el 31 de enero, a una profundidad de 985 metros.

videoinfo__video2.bles.com||f071863e9__

El navío, de 222 metros de longitud, escoltó a los portaaviones para el ataque de 1941 en Pearl Harbor, frente a las Islas Salomón, donde se desarrollaron encarnizados combates en el Pacífico Sur, según el medio The Asahi Shimbun del 7 de febrero.

Hallan un acorazado japonés hundido por EE. UU. en la Segunda Guerra Mundial
Unan caja de municiones.

“Es muy probable que una sala de municiones en el costado de proa del acorazado explotara por alguna razón”, dijo Kazushige Todaka, director del Museo Marítimo de Kure en la Prefectura de Hiroshima, después de ver las imágenes, de acuerdo con Japan Times.

Hallan un acorazado japonés hundido por EE. UU. en la Segunda Guerra Mundial
El acorazado Hiei en 1939.

Durante el combate murieron 188 tripulantes, a bordo de la nave.

Se evidencia que el buque se partió en dos cuando se hundió. Sólo se encontró la parte de popa, de 150 metros de eslora, y el otro campo de escombros no ha sido localizado.

Hallan un acorazado japonés hundido por EE. UU. en la Segunda Guerra Mundial
Marineros disparan un cañón de gran ángulo, en 1936.

También se hallaron la hélice y el timón, junto con armas y una caja de municiones.

Al parecer el sistema de direccionamiento del acorazado fue averiado por efectos del ataque estadounidense, frente a Guadalcanal en noviembre de 1942, por lo que los relatos dicen que los oficiales ordenaron el hundimiento de la nave.

El descubrimiento fue efectuado por un equipo financiado por el difunto cofundador de Microsoft Corp. Paul Allen.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?

Temas: Categorías: Mundo