Filipinas se convierte, a sus espaldas, en el vertedero de desechos peligrosos de países desarrollados como Corea del Sur y Canadá, a los que se les descubrió miles de toneladas de desechos peligrosos transportados a la Isla de Mindanao y a Manila.

Benny Antiporda, subsecretario del departamento filipino de medio ambiente y recursos naturales, dijo que “Filipinas no es un cubo de basura“, refiriéndose al reciente hallazgo de 5.000 toneladas de residuos peligrosos de Corea del Sur en Mindanao, Filipinas, según el medio Asia Times del 27 de diciembre.

niños caminando sobre una bahía llena de basura en Manila
Basura de Corea del Sur, en Filipinas,

El hecho generó la indignación de los funcionarios nacionales y de los grupos de ecologistas, que aún no logran manejar sus propios problemas con llos residuos.

Es la segunda vez que Corea del Sur comete la infracción al Convenio de Basilea de 1989, firmado por 53 países, para controlar el movimiento de residuos peligrosos entre naciones, siendo Filipinas, Corea del Sur, Canadá y Japón participantes del mismo.

niños caminando sobre una bahía llena de basura en Manila
Desechos peligrosos llevados por Canadá a Filipinas.

De igual manera Canadá debería retirar de Manila los más de 100 contenedores llenos de botellas de plástico, bolsas de plástico, basura doméstica, pañales usados para adultos, toallas sanitarias y desechos hospitalarios, descubiertos en el 2014.

Justin Trudeau declaró en la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático celebrada en Manila en noviembre de 2017 que era “teóricamente” posible que recogieran su basura, con base en una fallo judicial del 2016.

Por su parte Japón dio ejemplo de cumplimiento del tratado, al recuperar los desechos que años atrás había depositado en Filipinas.

“Mientras que Filipinas se tambalea por la cantidad de residuos plásticos que generamos, es preocupante que otros países todavía nos miren para deshacernos de sus residuos”, dijo Abigail Aguilar activista de Greenpeace de Filipinas.

Filipinas es el tercer país del mundo entre los que más contaminan los océanos, después de China e Indonesia; su capital con 12 millones de habitantes arroja plásticos a sus ríos que, a su vez, los llevan al océano, que los devuelve poco después inundando las playas de basura.

Para hablar solo de desechos de plástico, cada año, se estima que 8 millones de toneladas de este material terminan en el océano, lo que es casi igual al peso de toda la población de España y el Reino Unido, como referencia.

Se calcula que podría llegar a 60 toneladas por minuto en 2050 si continúan el uso actual del plástico y la falta de una gestión adecuada de los residuos, según informe del Foro Económico Mundial de marzo de 2018.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com.

Temas: Categorías: Mundo