Funcionarios de China y Estados Unidos culminaron este miércoles tres días de diálogos comerciales en Beijing, un plazo superior al planeado, generando amplias expectativas de evitar una guerra comercial que ha remecido los mercados y la economía global.

Las reuniones que en un inicio estaban previstas para dos días, fueron tomadas muy “en serio” por ambas partes, indicó el Ministerio de Exteriores de China.

La prolongación de las conversaciones alimentó el optimismo de que las economías más grandes del mundo avanzaron hacia un acuerdo, por lo que los mercados bursátiles reaccionaron positivamente, informó la agencia Reuters.

Ted McKinney, subsecretario de Agricultura de Estados Unidos para Asuntos Comerciales y Exteriores, dijo que la delegación comercial regresará a su país el miércoles.

Le puede interesar: ¿Cómo se desarrollará la ‘tregua’ comercial entre Estados Unidos y China?.

“Creo que les fue bien”, dijo McKinney sobre las conversaciones. “Ha sido bueno para nosotros”, sostuvo a periodistas en el hotel de la delegación, sin dar más detalles.

El martes, Trump escribió en Twitter: “¡Las conversaciones con China están yendo muy bien!”.

Optimismo en China

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Lu Kang, dijo que extender las consultas muestra que las dos partes se tomaron muy en serio las reuniones”.

Desde que el presidente estadounidense, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, acordaron en diciembre una tregua de 90 días en una guerra comercial que ha afectado a los mercados financieros mundiales, estos son los primeros acercamientos entre representantes de las dos economías más grandes del mundo.

En los últimos días hubo señales de avances en temas como la compra de productos agrícolas por parte de China y de materias primas de Estados Unidos y un mayor acceso a los mercados chinos.

Todavía no está definido cuánto más tomará llegar a un acuerdo en temas como las reformas estructurales en China que el gobierno de Trump afirma son necesarias para detener el robo y la transferencia forzosa de tecnología de Estados Unidos, tampoco cómo se podrá exigir a Beijing que cumpla sus promesas.

De no llegar a un acuerdo antes del 2 de marzo, Trump ha dicho que aumentará los aranceles del 10 al 25 por ciento a los productos chinos valorados en 200.000 millones de dólares, en un momento en que la economía de China se está desacelerando significativamente. 

A través de Voz de América

Ir a la portada de BLes

Categorías: Mundo

Video Destacados