El centro de la capital de Somalia, Mogadisco, fue sacudido este sábado por la explosión de un coche bomba en una caseta de seguridad cerca del palacio presidencial, dejando al menos 16 personas muertas y más de 20 heridas, informaron las autoridades.

El ataque fue reivindicado por el grupo extremista Al-Shabab, el cual está vinculado a Al-Qaeda y que muchas veces ataca Mogadishu.

Tres trabajadores de la estación televisiva Universal, con sede en Londres, incluyendo el prominente periodista Awil Dahir Salad, estuvieron entre las víctimas mortales, señaló el capitán de la policía Mohamed Hussein.

También murieron varios soldados, un legislador y un asistente del alcalde de Mogadishu, dijo el coronel Ahmed Mohamud, quien dio las cifras de los muertos y heridos.

De acuerdo a la información proporcionada por Hussein, el coche bomba explotó en la caseta militar cerca de la entrada trasera del palacio, que se encontraba fuertemente resguardado.

Esta explosión y otra de un coche bomba más pequeño cerca de allí ocurrieron durante un día ajetreado y al parecer quería enfocarse en la gente que iba a trabajar.

Ambulancias acudieron al lugar de la explosión y una columna de humo se levantó en la capital tras la explosión.

Hace años, el grupo extremista islámico más activo en el África subsahariana, Al-Shabab, fue expulsado de Mogadishu, sin embargo sigue controlando grandes áreas del centro y zona rural del sur de Somalia.

Bajo el gobierno del presidente Donald Trump, las fuerzas militares estadounidenses, asociadas a las fuerzas somalíes y una misión de paz de la Unión Africana de 20.000 efectivos, incrementó considerablemente sus ataques aéreos en contra de Al-Shabab.

Estados Unidos ha realizado este año al menos 47 ataques aéreos.

Con información AP

Ir a la portada de BLes.com.

Categorías: Mundo