- BLes - https://bles.com -

Inauguran en Hong Kong el primer cementerio público para bebés fallecidos antes del parto

Con el nombre de “Jardín del amor para siempre” se inauguró, el 12 de abril, el primer cementerio público para la sepultura de los bebés fallecidos [1] antes de las 24 semanas de desarrollo.

Es un lugar destinado para la respetuosa conservación de las urnas funerarias. Se ofrecen también servicios fúnebres gratuitos.

“Comprendemos las preocupaciones y las ansias de los padres que podrían encontrar dificultad en la organización de una sepultura o una cremación adecuada” para sus hijos, fue el pronunciamiento del departamento local para la Higiene Alimentaria y Ambiental, según Asia Times.

Si bien ya existían dos lugares similares privados, uno para católicos y otro para los residentes permanentes de la etnia china, no los había públicos, y de esta manera se atienden las solicitudes hechas por los habitantes.

El nuevo lugar destinado a los bebés no nacidos se ubica en Fan Ling, en la región de los New Territories East. Incluye jardines con flores y tiene espacio para recibir a 300 concebidos y muertos antes de su nacimiento, floreros y carteles, además de un muro para las chapas conmemorativas.

Anteriormente los cuerpos sin vida de los no nacidos menores a 24 semanas eran desechados como meros residuos clínicos, porque no llenaban los requisitos para los certificados de muerte o los permisos para la cremación.

En Minneapolis, Estados Unidos se celebran ceremonias colectivas para los restos de los bebés que fallecieron antes de nacer, sin importar de qué religión sean.

“Realmente estamos sirviendo a personas de todas las religiones con este servicio”, dijo la Hermana Fran. “No hay preguntas sobre la gente, así que creo que la mayoría cree que es un bebé, una persona viable”, agregó la religiosa según The CatholicSpirit.

La Hermana Fran dijo que los servicios de oración y los entierros son sobre la dignidad de los no nacidos, un principio de la enseñanza social católica sobre el respeto por la vida humana.

El personal del cementerio coloca un marcador de piedra con la fecha del entierro, un ángel y una frase basada en la fe. El cementerio mantiene un registro del nombre de la madre, para que una familia pueda visitar la parcela que incluye los restos de su bebé.

José Ignacio Hermosa – BLes

Ir a la Portada BLes.com [2].

¿Ya te suscribiste a nuestro canal de Youtube BLes Mundo?