PATNA, India (AP) — Las autoridades médicas indias informaron el miércoles que 114 niños han muerto en un brote de encefalitis en el estado de Bihar, en el este del país.

El brote se ha visto exacerbado por una ola de calor, con temperaturas de hasta 45,8 grados centígrados (114,4 Fahrenheit) en Patna, la capital de Bihar.

Desde el inicio del brote el pasado 1 de junio se registraron más de 500 casos de la enfermedad.

Unos 170 niños recibían tratamiento en hospitales del distrito de Muzaffarpur, en Bihar, a 80 kilómetros (50 millas) al norte de Patna y 11 de ellos se encontraban en estado crítico.

Un menor con encefalitis aguda en un hospital de Muzzaffarpur, al norte de India.
Un menor con encefalitis aguda en un hospital de Muzzaffarpur, al norte de India.

Las autoridades indias estiman que el desarrollo de este brote podría estar relacionado con una sustancia tóxica que se encuentra en los lichis, debido a que esa enfermedad la suelen padecer los niños que comen esas frutas del suelo antes de dormir porque «tienen el estómago vacío», declaró el ministro principal de Bihar, Nitish Kumar.

Los enfermos infectados compartían camas en salas atestadas, con escasos médicos. Las familias pudientes trasladaban a sus niños a hospitales privados en Patna y otras ciudades grandes.

Los niños pequeños son especialmente vulnerables a esta enfermedad, que puede causar inflamación del cerebro, fiebre y vómitos.

El consumo de lichis estaría asociado al brote
El consumo de lichis estaría asociado al brote

Miles de indios contraen encefalitis, malaria, tifoidea y otras enfermedades transmitidas por mosquitos cada año durante la temporada veraniega de lluvias.

Los expertos médicos dicen que los gobiernos central y estatales de India siguen sin estar preparados para lo que ahora es un ciclo anual de desastres y muerte.

Suscríbete a nuestro canal de Telegram y recibe las 5 noticias más destacadas del día de BLes.com.

¿Conoces nuestro nuevo canal de YouTube? ¡Suscríbete haciendo click aquí!

Categorías: Mundo

Video Destacados