Redacción BLes – Una experta canadiense de la Universidad de Quebec asegura que 65 países de todo el mundo tienen un muro o lo está construyendo en sus fronteras, según informó el Daily Mail. 

Según la investigación de Vallet, se produjo un aumento en la construcción de barreras después de la llamada Primavera Árabe, la serie de protestas y rebeliones antigubernamentales que se extendieron por todo el Medio Oriente a principios de 2011.

Al menos 70 barreras fronterizas se han erigido a partir de octubre de 2017, explicó Vallet según LA Times.

Entre estos países se encuentran Israel, Hungría, México, Arabia Saudí, India, Pakistán, España, Grecia, Chipre e Irlanda. 

Algunas de las construcciones más recientes incluyen el muro que Hungría ha emplazado en su frontera con Serbia y Croacia en 2015, ante la gran cantidad de migrantes, en su mayoría musulmanes, que huyen de los conflictos en Medio Oriente. 

Los soldados eslovenos instalaron cercas de alambre de púas en la frontera esloveno-croata cerca de Rakovec.
Soldados eslovenos instalando cercas de alambre de púas en la frontera esloveno-croata cerca de Rakovec.

Bulgaria también construyó una cerca a lo largo de la frontera turca ese año y la amplió en 2016. Un muro que, al contrario que en la época del comunismo, no está diseñado para mantener a la gente adentro, sino para prevenir la entrada descontrolada, destaca el LA Times.

La construcción de una barrera de 13 metros de altura financiada por el Reino Unido en la ciudad portuaria francesa de Calais, destinada a evitar que los refugiados y los migrantes ingresen a Gran Bretaña, comenzó en septiembre de 2017 y Noruega comenzó a construir una cerca de acero (220 metros de largo y 3,5 metros de alto) en su frontera ártica con Rusia.

Desde la barrera de separación de Israel, hasta la cerca de alambre de púas de más de 4.000 kilómetros que India está construyendo alrededor de Bangladesh o la enorme “berma” de arena que separa a Marruecos de las partes controladas por los rebeldes del Sáhara Occidental, las paredes y las cercas son cada vez más utilizadas por los gobiernos que quieren mirar con firmeza la migración y la seguridad, señala el Daily Mail.

En este contexto global el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, mantiene un pulso con los demócratas para lograr financiación para un muro de separación con México que considera crucial para la seguridad y la estabilidad del país. 

“Necesitamos evitar que las drogas, el tráfico de personas, los miembros de pandillas y los delincuentes entren a nuestro país”, afirmó Trump en Twitter el jueves. 

Ir a la portada de BLes