Redacción BLesEl primer ministro de Taiwán, Su Tseng-chang, respondió a las amenazas del régimen comunista chino que cree que Estados Unidos no defenderá la isla, como ocurrió con Afganistán: “No se hagan ilusiones”.

Tseng-Chang, sostiene que su pueblo unido sí defenderá a la nación hasta las últimas consecuencias, y no se dará la huida que se aprecia en Afganistán ante la insurrección del grupo islámico extremo de los talibanes, de acuerdo con Japan Times del 17 de agosto. 

“Hoy en día, hay países poderosos que quieren engullir a Taiwán utilizando la fuerza, y del mismo modo tampoco tememos ser asesinados o encarcelados”, dijo Tseng-Chang.

“Debemos proteger este país y esta tierra, y no ser como ciertas personas que siempre hablan del prestigio del enemigo y hablan de nuestra determinación”.

Refiriéndose al desastre que ocurre en Afganistán Tseng-Chan enfatizó en que mientras un país esté sumido en el caos, no habrá ayuda del exterior que sea suficiente para sostenerlo. 

Además, dio ejemplos de la cohesión de los habitantes de su país, uno de ellos es el manejo dado a la pandemia del Covid o virus PCCh (Partido Comunista de China), que ha hecho que el impacto y las pérdidas registradas en Taiwán sean mínimas. 

“También les decimos a las fuerzas extranjeras que quieren invadir y apoderarse de Taiwán que no se hagan ilusiones”, dijo Tseng-Chan.

De esta manera Taiwán responde decididamente a los pronunciamientos del medio Global Times, portavoz del PCCh, en los que asume que Estados Unidos se comportará ante su anunciada invasión a la isla como lo hizo ante el ataque talibán a Afganistán.  

“La retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán ha provocado la rápida desaparición del gobierno de Kabul”, habría dicho el medio chino según el medio alternativo Scoop. 

Y agregó: “¿Es esto una especie de presagio del futuro destino de Taiwán?”, para añadir que EE. UU. debería ser más agresivo en caso de que el PCCh la atacara.

Más aún, trató de intimidarlo: “y esto hará que Washington pague un enorme precio en lugar de obtener beneficios”.

Le recomendamos: “En Estados Unidos no adoramos al gobierno, adoramos a Dios”: Épico discurso de Trump

Ad will display in 09 seconds

[BENEFICIO COMUNIDAD BLES.COM: 81% DE DESCUENTO en VPN – NAVEGA MÁS SEGURO QUE NUNCA con SURFSHARK – CLICK AQUÍ]

El régimen comunista chino contempla desde hace décadas una invasión a Taiwán, una nación independiente y con gobierno democrático autónomo, alegando que le pertenece. 

No obstante, el gobierno taiwanés hace todo lo posible para armarse fuertemente y así repeler el posible ataque, conoce bien a sus agresivos vecinos y sabe que no puede descuidarse.

Por su parte, EE. UU. ha sido enfático al demostrar su alianza con Taiwán, lo mismo que muchos otros países entre ellos sus vecinos Japón, Australia e India, quienes también han sufrido las agresiones del PCCh. 

Además de que Taiwán es un gran aliado comercial de EE. UU., el mercado estadounidense depende en gran medida de la producción de chips que obtiene de la isla, tal como enfatiza el exasesor del expresidente, Donald Trump, Steve Bannon. 

“El principal mensaje de todos los desastres es Silicon Valley West. Y si crees que no tenemos una obligación moral con Taiwán deja eso de lado por un minuto”, dijo Bannon.

Y agregó: “Las consideraciones prácticas. Silicon Valley West, toda la economía estadounidense se centra en los chips, y en particular en los chips avanzados diseñados, hechos y fabricados en Taiwán”.

Para concluir diciendo: “Es algo que tenemos que mantener. Si no lo retenemos no tenemos economía. La economía implosionará”.

José Hermosa – BLes.com