El coronavirus llegó el viernes (28.02.2020) al África subsahariana, con un caso confirmado en Nigeria, al tiempo que los temores de una propagación generalizada sacuden los mercados financieros e impone la adopción de draconianas medidas de protección.

Por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamó a todos los países que aún no fueron afectados a prepararse para la llegada del COVID-19, y alertó que sería un “error fatal” asumir que una sociedad está protegida de la enfermedad.

Un ciudadano italiano que llegó a Lagos, Nigeria, procedente de Milán el 25 de febrero ha sido hospitalizado luego de arrojar resultado positivo a la presencia del coronavirus, anunció el viernes el ministerio nigeriano de Salud.

“El paciente está en un estado clínico estable y no presenta síntomas inquietantes”, anunció el ministerio en un comunicado.

Hasta ahora se habían registrado solamente dos casos en el continente africano, uno en Egipto y otro en Argelia.

El escaso número de contagios registrado en países africanos constituye un enigma para especialistas, temerosos de la eventual expansión de la epidemia ante las carencias en los sistemas públicos de salud del continente.

Mientras tanto, el gobierno de Nueva Zelanda confirmó su primer caso también este viernes, aunque dijo que las posibilidades de un brote en el país siguen siendo bajas.

El paciente, de unos 60 años, dio positivo en la prueba de COVID-19 y está siendo tratado en la ciudad de Auckland. El hospital y su condición está mejorando, indicó el Ministerio de Salud

Se informó que la persona viajó en un vuelo de Emirates Airlines que comenzó en Teherán, se detuvo en Bali, Indonesia y concluyó en Auckland el 26 de febrero.

Fuente: DW

Te puede interesar: Impactante informe sobre el macabro turismo de trasplantes en China

videoinfo__video2.bles.com||e7ab1c649__

Ad will display in 09 seconds