Redacción BLes – El New York Times ha sido ‘cazado’ alertando sobre una “falsa crisis climática” que supuestamente está poniendo en grave peligro a los peces de nuestros océanos, advirtió el abogado estadounidense James Taylor en el medio alternativo PA Pundits.

El investigador de políticas ambientales y energéticas del Instituto Heartland señaló que el artículo publicado por el diario neoyorquino el 29 de noviembre carece de objetividad.

El New York Times especificó que el cambio climático está provocando que los peces “naden por sus vidas” hacia los polos en busca de aguas más frías, en un intento por escapar del destino fatal de las aguas tibias que contienen menos oxígeno.

“En los trópicos, este problema [el calentamiento de las temperaturas del agua] es especialmente agudo porque, a medida que los peces se dirigen hacia los polos, no son reemplazados, creándose un vacío de alimentos”, alarmó el diario neoyorquino.

“En algunos países tropicales, que emiten una pequeña fracción de gases de efecto invernadero en comparación con los países más al norte, los peces proporcionan hasta el 70 por ciento de la nutrición de las personas de acuerdo con la Organización de Agricultura y Alimentación”, añadió sumando gravedad al asunto.

Sin embargo, según Taylor, la realidad sería bien diferente a juzgar por los registros históricos y las gráficas sobre la producción mundial de pescado que publica el Banco Mundial.

En una de las gráficas se comprueba que las capturas de pescado no solo no han bajado en mar abierto sino que se triplicaron desde 1960 a 1995, y que a partir de entonces se han mantenido en esos niveles tan elevados.

Captura mundial de pescados en toneladas. (Banco Mundial)
Captura mundial de pescados salvajes en toneladas por año. (Banco Mundial)

La producción pesquera en sistemas gestionados también se triplicó desde 1995 e incluso muestra una clara tendencia al alza, de acuerdo a otra representación del Banco Mundial.

Captura mundial de pescados en sistemas gestionados en toneladas por año. (Banco Mundial)
Captura mundial de pescados en sistemas gestionados en toneladas por año. (Banco Mundial)

Así que, sumando las dos gráficas, se puede constatar que la producción mundial de pescado no deja de alcanzar nuevos récords prácticamente todos los años, destacó Taylor.

“Si el calentamiento global está dificultando que los peces respiren, vivan y mantengan la industria pesquera, como afirma el New York Times, eso ciertamente no se muestra en las cifras mundiales de producción pesquera”, concluyó el analista de ciencias y políticas públicas.

Cumbre climática de Madrid

Pese a los hechos descritos, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) formado por un grupo de organizaciones gubernamentales y civiles, presentaría los mismos argumentos que el New York Times el 7 de diciembre en la conferencia de la ONU celebrada en Madrid sobre el cambio climático. 

“El informe de revisión: ‘Desoxigenación de los océanos: el problema de todos’, es el estudio revisado por pares más grande hasta ahora sobre las causas, los impactos y las posibles soluciones a la desoxigenación de los océanos”, aseguró la UICN.

Por tal motivo, los líderes mundiales se volverán a reunir en junio de 2020 en el Congreso Mundial de la Naturaleza de la UICN en Marsella –señaló la directora de la UICN, Minna Epps– con el objetivo de recabar fondos para la llamada “restauración de la salud de los océanos”.

Un invento de los políticos y las élites

En este marco, cabe recordar que Patrick Moore, cofundador y ex presidente de Greenpeace, denunció hace semanas que tanto la narrativa del calentamiento global causado por el hombre como las argumentaciones del “cambio climático” son un invento de los políticos y las élites para controlar a la población.

“El miedo se ha utilizado a lo largo de la historia para controlar las mentes y las billeteras de las personas y todo lo demás, y la catástrofe climática es estrictamente una campaña de miedo”, aseveró sentenciando que “no existe una motivación más fuerte que el miedo y la culpa”.

Y Moore no es el único, 31 487 científicos estadounidenses, incluyendo 9 029 con PhDs, firmaron una petición llamada ‘Proyecto de Petición de Calentamiento Global’, para demostrar que es errónea la afirmación de que está “establecido por la ciencia” y que existe un “consenso” abrumador a favor de la hipótesis del calentamiento global provocado por el hombre.

“El catastrófico descenso en el número de osos polares que se nos prometió en 2007 nunca se materializó”, denunció a su vez Susan Crockford, zoóloga y autora del nuevo libro: ‘La catástrofe de oso polar que nunca ocurrió’. “La población de osos polares parece haberse cuadruplicado”, agregó.

[súmate a nuestro grupo “Latinos por Trump” y déjanos tu opinión]

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds