Redacción BLes – Mientras la isla celebra su Día Nacional, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, prometió no ceder ante las crecientes amenazas militares de China.

“Nosotros… no actuaremos precipitadamente, pero no hay que hacerse ninguna ilusión de que el pueblo taiwanés vaya a ceder a las presiones”, dijo Tsai durante su discurso del domingo 9 de octubre frente a la oficina presidencial en la capital de Taiwán, Taipei.

“Esto se debe a que el camino que China trazó no ofrece ni un modo de vida libre y democrático para Taiwán, ni la soberanía para nuestros 23 millones de habitantes”, informó RFI.

En el Día Nacional de Taiwán, sus palabras se produjeron después de que el secretario general del Partido Comunista Chino (PCCh), Xi Jinping, instara a la “unificación” de la isla democrática con China una vez más.

Tsai advirtió que Taiwán se enfrentó a la “situación más compleja” en los últimos 72 años desde la guerra civil china.

“Tras hacerse con el control total de Hong Kong y reprimir a los activistas por la democracia, las autoridades de Beijing también se apartaron del camino del desarrollo político y económico que habían seguido desde que comenzó la reforma y la apertura hace décadas”, dijo Tsai.

“Quiero reiterar que Taiwán está dispuesto a poner de su parte para contribuir al desarrollo pacífico de la región”, dijo Tsai, instando a China a entablar conversaciones de gobierno a gobierno, algo a lo que Beijing se ha resistido sistemáticamente.

En su discurso, Tsai describió a Taiwán como un líder en la lucha contra el autoritarismo.

“Seguiremos reforzando nuestra defensa nacional y demostrando nuestra determinación de defendernos para garantizar que nadie pueda obligar a Taiwán a tomar el camino que China ha trazado para nosotros”, dijo.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, habla en el día nacional de la isla, el 10 de octubre de 2021. (Agencia de noticias AFP/Captura de pantalla de Youtube)

Mientras se interpretaba la canción nacional al comienzo de la ceremonia, la bandera nacional más grande jamás creada fue izada sobre el pueblo en helicóptero el 10 de octubre de 2021.

Mientras Tsai pronunciaba su discurso, se realizó un despliegue de fuerza militar que incluyó un sobrevuelo de 12 helicópteros, aviones de combate y bombarderos, una exhibición acrobática de los Tigres del Trueno y dos enormes estandartes de la República de China llevados sobre el palacio presidencial por un helicóptero CH-47 Chinook.

El PCCh criticó las declaraciones de Tsai, alegando que “incitaban a la confrontación”.

La semana pasada, el Ejército Popular de Liberación chino envió el mayor número de aviones a la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán, incluyendo cazas y bombarderos con capacidad nuclear (ADIZ).

Amelia Jones – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.