El suceso del 22 de diciembre causó conmoción en Rumania. Solo se dio a conocer este fin de semana gracias a un mensaje en Facebook de un legislador, quien tuvo acceso a registros internos de empleados del hospital.

Una mujer murió después de ser incendiada durante una operación de un hospital en Rumania, dijo el ministerio de salud este lunes (30.12.2019), en un caso que ha puesto de relieve el sistema de salud en problemas.

La paciente con cáncer de páncreas murió el 22 de diciembre después de sufrir quemaduras en el 40 por ciento de su cuerpo cuando los cirujanos usaron un bisturí eléctrico a pesar de que la trataron con un desinfectante a base de alcohol.

El contacto con el desinfectante inflamable causó la combustión y la paciente “se encendió como una antorcha”, dijo el legislador Emanuel Ungureanu en su página de Facebook, citando al personal médico del hospital de cuidados urgentes de Floreasca de la capital. Una enfermera arrojó un balde de agua a la mujer rumana de 66 años para evitar que el fuego se extendiera.

El Ministerio de salud prometió investigar el “desafortunado incidente”. “Los cirujanos deberían haber sido conscientes de que está prohibido usar un desinfectante a base de alcohol durante los procedimientos quirúrgicos realizados con un bisturí eléctrico”, dijo el viceministro Horatiu Moldovan.

La familia de la víctima dijo que el personal médico había hablado de un “accidente”, pero se negó a ofrecer detalles.

A pesar de algunas mejoras debido al aumento de la financiación, el sistema hospitalario de Rumanía todavía sufre de equipos en mal estado y una escasez de médicos, y se encuentra en el centro de los escándalos repetidos.

Fuente: DW

Te puede interesar: Aún estaba vivo: Médico revela la sustracción de órganos a practicantes de Falun Dafa en China

videoinfo__video2.bles.com||aebedd5f0__

Ad will display in 09 seconds