La historia de Lisa Anderson, una mujer de 44 años vecina de Devon (Reino Unido), se ha hecho viral en las últimas horas tras reconocer que, desde hace 15 años, cuando utilizaba polvos de talco tras el baño de su quinto hijo, se los come.

“Los lamí de la mano y realmente lo disfruté”, confiesa al diario The Sun. “Me parece un poco raro, pero tiene un sabor jabonoso agradable”, reconoce.

Su adicción le ha llevado a gastar unas 8.000 libras (unos 10.000 dólares) en botes de talco, asegurando, además, que es capaz de tomarse un bote completo de 200 gramos en un día.

Los médicos creen que podría padecer el trastorno de Pica, una enfermedad psiquiátrica que consiste en ingerir sustancias que no son nutritivas, así como TOC y deficiencia de hierro.

Ahora que se sabe su historia, Anderson cuenta que durante 10 años quiso ocultar su adicción, pero su pareja la descubrió finalmente en el baño ingiriendo los polvos. Además, asegura que cuenta su historia para que otras personas sepan que no están solas, si les pasa lo mismo. “Quiero sensibilizar a los demás”, expresa la británica, que admite que pasó años “sin saber qué ocurría” y que finalmente será tratada.

Fuente: 20 minutos.

Te puede interesar: El secreto de un medallista olímpico para recuperarse de sus lesiones y alcanzar el éxito

videoinfo__video2.bles.com||e06954b8c__

Ad will display in 09 seconds

Categorías: Mundo

Querido Lector,

En BLes tenemos un sueño: revivir la honestidad y la verdad.

Actualmente en todo el mundo se está librando una batalla decisiva, y la gente del mundo está despertando ante la manipulación de la información, las censuras y las fake news.

Nuestros reportajes nunca son influenciados por el interés comercial o político. La prioridad de BLes ha sido siempre, desde de su fundación, reflexionar y reportar sobre política, economía, ciencia, salud y otros temas de actualidad siempre con honestidad y veracidad.

Así, BLes es parte de un cambio trascendental que atraviesa hoy la humanidad, emergiendo como una fuerza recta y virtuosa, guiada por los principios de Verdad, Benevolencia y Tolerancia.

El mundo está cambiando, los medios que no han hecho su trabajo profesionalmente e imparcialmente y se han dejado seducir por beneficios materiales o intereses personales, tendrán que desaparecer, porque el mundo ha despertado.

El periodismo tiene que volver a abrazar los valores, porque el mundo quiere la verdad.

Pronto podremos ver que el periodismo será respetado nuevamente. Se volverá creíble, reportará con veracidad y con rectitud. Somos uno de los pioneros de esta nueva manera de contar las noticias, con consciencia de un nuevo mundo basado en los valores.

Ayúdanos a hacerlo realidad. Apóyanos para continuar con esta misión.