Un miembro de la Marina que participó en el rescate de 12 niños atrapados en una cueva inundada de Tailandia murió de una ‘rara infección’ que se dijo que fue contraída durante la dramática operación, informó Daily Mail.

Beirut Pakbara murió después de luchar contra la enfermedad durante más de 18 meses, según anunció la Marina Real de Tailandia este fin de semana.

Había estado bajo cuidado médico desde el rescate en julio del año pasado, pero su condición se deterioró recientemente después de que la infección se extendiera a su sangre, según informaron los medios de comunicación tailandeses.

Los mensajes de Facebook de sus amigos decían que el hombre había entrado en contacto con gérmenes dentro de las cuevas, lo que provocó la infección.

Sin embargo, las autoridades tailandesas no han revelado qué tipo de infección padecía ni cómo la contrajo.

Anoche, Chris Jewell -uno de los buzos británicos que participó en el rescate- dijo que estaba conmocionado y triste al enterarse de la muerte del contramaestre Pakbara.

El Sr. Jewell, de 35 años, dijo que también estaba desconcertado por la forma en que se infectó, ya que el ambiente dentro de las cuevas tiende a tener menos gérmenes que el mundo exterior.

“Vamos a bucear en cuevas en todo el mundo y no pasa nada de esto”, dijo. “Lo que hay que apreciar es que, aunque hay barro y suciedad dentro de las cuevas, el nivel de microbios es menor que el del mundo exterior debido a la falta de tráfico humano”.

El soldado fue enterrado el viernes en una ceremonia islámica en la mezquita de Talosai, en su provincia natal de Satun, en el sur de Tailandia.

Es el segundo soldado muerto en la operación de rescate de la cueva tailandesa. El Teniente Comandante Saman Gunan, de 37 años, quedó inconsciente mientras suministraba los tanques de oxígeno dentro del sistema de cuevas de varios kilómetros de largo y murió.

La historia del rescate que se apoderó del mundo comenzó el 23 de junio del año pasado, cuando 12 muchachos de 11 a 16 años y su entrenador de 25 años fueron a explorar las cuevas de Tham Luang en la provincia montañosa de Chiang Rai, al norte de Tailandia.

Los muchachos, de un equipo de fútbol juvenil llamado los Jabalíes Salvajes, quedaron atrapados a dos millas de profundidad en las cuevas debido a las repentinas inundaciones causadas por las lluvias monzónicas.

Un equipo internacional de rescate se movilizó para salvar a los muchachos, dirigido por un equipo de buzos británicos, ayudado por la Marina tailandesa, así como por expertos y voluntarios de todo el mundo.

Se desplegaron más de 1.000 personas para rescatar al equipo, que sobrevivió gracias al agua potable que goteaba por las rocas.

Después de nueve días se estableció contacto con los adolescentes y su entrenador, y para entonces ya estaban débiles y demacrados.

Los buzos británicos advirtieron que el rescate podría resultar en la muerte de los chicos y que una arriesgada operación eventualmente sacaría a todos los chicos y a su entrenador de las cuevas con vida para el 10 de julio.

El equipo de Wild Boar se convirtió en una celebridad internacional después de su rescate, recorriendo el mundo y conociendo a jugadores de gigantes del fútbol como el Manchester United y el LA Galaxy.

Te puede interesar: La maldad no tiene límites

videoinfo__video2.bles.com||6a9c45a50__

Ad will display in 09 seconds