La rata Magawa, conocida por estar cinco años localizando minas antipersona y artefactos explosivos en Camboya, ha muerto este fin de semana a los ocho años de vida.

La ONG belga APOPO (Anti-Persoonsmijnen Ontmijnende Product Ontwikkeling), que entrenó al animal para su labor, ha declarado que “falleció en paz” como recoge BBC News.

La organización explicó que “pasó la mayor parte de la semana pasada jugando con su entusiasmo habitual”, pero el fin de semana “comenzó a bajar el ritmo, durmiendo más siestas y mostrando menos interés por la comida en sus últimos días”, a pesar de su buen estado de salud.

Magawa ha llegado a identificar 71 minas antipersona y 38 artefactos durante su ejercicio, del que se jubiló el pasado mes de junio. Es por ello que fue condecorada por la PDSA, una organización inglesa que concede 30 medallas a diferentes animales para reconocer su trabajo. Es como la Cruz de San Jorge de los animales, y ella fue la primera rata en recibir esta medalla.

Captaba el olor de los químicos y, al pesar solo 1,2 kg, cuando identificaba alguna mina no explotaba. De esta forma, alertó de la posición de muchas de ellas, salvando la vida de muchos camboyanos que se dedican al trabajo de la tierra.

Según el medio, llegó a despejar “más de 141.000 metros cuadrados” y “fue capaz de buscar en un campo del tamaño de una cancha de tenis en solo 20 minutos”, lo que llevaría entre uno y cuatro días a una persona con detector de metales.

El director ejecutivo, Christophe Cox, explicó cómo era el entrenamiento de estos animales, conocidos como “HeroRAT”: “Se les enseña a detectar un compuesto químico dentro de los explosivos, en cuyo punto, rascan la parte superior para alertar a sus adiestradores”.

La ONG, ha declarado que “todos nosotros en Apopo sentimos la pérdida de Magawa y estamos agradecidos por el increíble trabajo que ha hecho”, dijo la organización benéfica en un comunicado.

Fuente: 20minutos.es

 

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.