Redacción BLes – Se han notificado más de 30.000 casos de periodos irregulares y hemorragias tras la vacunación con covid, según un inmunóloga especializada en reproducción del Imperial College de Londres.

“Los cambios en la menstruación y las hemorragias vaginales inesperadas no figuran en la lista, pero los médicos de atención primaria y los que trabajan en el ámbito de la salud reproductiva reciben cada vez más consultas de personas que han experimentado estos acontecimientos poco después de la vacunación”, escribió la Dra. Victoria Male en una editorial para The BMJ el 16 de septiembre.

Male examinó las denuncias de efectos secundarios de la vacunación presentadas a la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios (MHRA) con fecha hasta el 2 de septiembre.

Si bien afirmó que “no hay pruebas de que la vacuna COVID-19 afecte negativamente a la fertilidad”, también afirmó que las inoculaciones pueden inducir irregularidades menstruales, informó LifeSiteNews.

“Se han reportado cambios menstruales después de las vacunas COVID-19 vectorizadas por ARNm y adenovirus, lo que sugiere que, si hay una conexión, es probable que sea un resultado de la respuesta inmune a la vacunación en lugar de un componente específico de la vacuna”, escribió Male. “De hecho, el ciclo menstrual puede verse afectado por la activación inmunitaria en respuesta a diversos estímulos, incluida la infección viral. En un estudio sobre mujeres que menstrúan, alrededor de una cuarta parte de las infectadas con el SARS-CoV-2 experimentaron una alteración menstrual”.

En su opinión, “una investigación sólida sobre esta posible reacción adversa sigue siendo fundamental para el funcionamiento general del programa de vacunación”, e instó a realizar más estudios.

La inmunóloga especialista en reproducción no es la única que está preocupada por la conexión entre la vacunación y los periodos menstruales.

El sistema de efectos adversos de las vacunas del gobierno británico recibió más de 2.200 denuncias de anomalías reproductivas tras las inyecciones de coronavirus, entre las que se incluyen sangrados menstruales excesivos o ausentes, retrasos en la menstruación, hemorragias vaginales, abortos y muertes fetales.

El sistema de notificación de efectos adversos de la Tarjeta Amarilla (pasaporte sanitario) del Reino Unido cuenta con 2.233 informes de “trastornos reproductivos y mamarios” tras recibir vacunas de AstraZeneca y Pfizer.

Hasta el 5 de abril, el programa de la Tarjeta Amarilla en el Reino Unido informa de 1.465 respuestas relacionadas con los sistemas reproductivos, incluidos 19 “abortos espontáneos” (abortos involuntarios), cinco partos prematuros y dos nacimientos de niños muertos relacionados con la vacunación de AstraZeneca.

En el Reino Unido, se documentaron 768 denuncias de “trastornos reproductivos y mamarios”, así como 42 “abortos espontáneos”, cinco partos prematuros y dos muertes fetales, en relación con la vacuna contra el coronavirus de Pfizer.

El gobierno del Reino Unido emitió una advertencia en diciembre de 2020, aconsejando a las personas embarazadas y lactantes que evitaran la vacuna contra el ARNm de Pfizer.

“Los estudios de toxicidad reproductiva en animales no se han completado. Por lo tanto, la vacuna de ARNm COVID-19 BNT162b2 no se recomienda durante el embarazo”, decía la guía. “En el caso de las mujeres en edad fértil, debe excluirse el embarazo antes de la vacunación”.

Un antiguo vicepresidente y farmacólogo de Pfizer, Michael Yeadon, aconsejó a las mujeres en edad fértil que “no acepten estas vacunas”.

En Estados Unidos, cinco investigadores universitarios recibieron financiación para investigar cómo la inoculación podía afectar a la menstruación. En conjunto, recibieron 1,67 millones de dólares de los Institutos Nacionales de Salud.

“Algunas mujeres han informado de que experimentan periodos menstruales irregulares o inexistentes, sangrados más abundantes de lo habitual y otros cambios menstruales después de recibir las vacunas COVID-19”, reconocieron los NIH en su anuncio del 30 de agosto.

La financiación llega después de que el gobierno federal y los profesionales de la medicina desestimaran la posibilidad de que las vacunas afectaran a la fertilidad, a pesar de las numerosas quejas sobre problemas de menstruación y abortos tras la vacunación.

Oliver Cook – BLes.com

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.