El Ministerio de Desarrollo Regional desmintió al medio de comunicación Estadão, quien publicó un informe en donde alega un supuesto acto de corrupción en la asignación del presupuesto. El portal también ocultó información que afectaría a la izquierda.

El Ministerio de Desarrollo Regional desmintió la información publicada por el periódico anti-bolsonarista Estadão el pasado fin de semana, en donde se acusó al Gobierno Federal de establecer un “presupuesto secreto o paralelo” en 2020, con el fin de ganar favores en el Congreso para aprobar leyes, recordando que Bolsonaro no tiene un partido propio ni legisladores propios. 

Según Estadão, el monto de dicho presupuesto fue de R$ 3 mil millones (unos US$ 565 millones), de los cuales gran parte se utilizó, según el medio, para la “compra de tractores para realizar proyectos de construcción en zonas urbanas y rurales, y equipos agrícolas, a precios sobrevalorados“, pagando esta diferencia como supuesta coima para ciertos sectores de la Cámara de Diputados y del Senado.

La investigación detalla además la existencia de 101 cartas enviadas por diputados y senadores oficialistas al Ministerio de Desarrollo Regional y órganos afines “para indicar de qué manera se deben utilizar estos recursos“. 

Entre los supuestos involucrados destacan nombres como el del actual Presidente del Senado, Davi Alcolumbre,  y el de la actual Secretaria de Gobierno, Flavia Arruda, quien abandonó su escaño de forma temporal en la Cámara de Diputados para asumir su actual cargo en el mes de marzo. 

Sin embargo, como explicó el ministro de desarrollo regional Rogério Marinho, la ejecución del presupuesto es divulgada de forma transparente y no hay nada secreto en la forma de asingar los recursos del presupuesto. Bolsonaro no usó coimas para agrupar apoyos en el Congreso, como sí hacía Lula, si no que se basó en negociaciones intra-políticas.

En el sitio web del Ministerio de Desarrollo Regional, figuran las licitaciones libres por las cuales se hicieron las compras, y se explicó que no hay ningún tipo de vínculo entre los compradores y los miembros del Congreso, una condición excluyente para que se coloque una venta del Estado en el gobierno de Bolsonaro.

Además, Marinho explicó que todos los diputados y senadores envían cartas al Ministerio con recomendaciones de cómo asignar los recursos

Según el ministro, Estadão tuvo acceso a las cartas no sólo de parlamentarios oficialistas, sino que también a las de parlamentarios de oposición, pero que el medio prefirió omitirlas, revelando únicamente las del primer grupo para crear un relato falso de que los supuestos beneficiarios de las coimas estaban dándole órdenes al Ejecutivo. 

Por otra parte, el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Onyx Lorenzoni, reaccionó este martes a la investigación de Estadão. 

A través de su cuenta de Twitter, Lorenzoni destacó que desde la asunción de Jair Bolsonaro como Presidente de la República, no se han registrado casos de corrupción, y cuestionó a aquellos medios que de forma desesperada, publican una serie de fake news para tratar de afectar el buen historial de la actual gestión. “Continuaremos de esta manera, para desesperación de esa gente“, señaló.   

Junto a este mensaje, el funcionario publicó un video en que se le observa conversando vía telefónica con periodistas de la cadena radial Rádio Bandeirantes

Durante esa entrevista, Lorenzoni rechazó cualquier comparación de esta investigación con el escándalo del Mensalãoque reveló un esquema para la compra de votos en beneficio del Partido de los Trabajadores (PT), y el entonces presidente Lula da Silva.

El medio petísta claramente basó su noticia falsa en los hechos reales imputados en el Mensalão, basándose en la corrupción de Lula para tratar de desprestigiar al gobierno de Bolsonaro.

Además, anunció que el periodista que redactó esta investigación, Breno Pires, será demandado judicialmente por publicar una fake news que difamó a funcionarios públicos.

Es una irresponsabilidad por parte de Estadão, y de quienes redactaron ese artículo, pero se hará justicia, agregó Lorenzoni.