Redacción BLes – Más de 600 trabajadores médicos de Tailandia dieron positivo en las pruebas de detección del virus PCCh o covid-19 a pesar de estar completamente vacunados con las dosis de China, según confirmó el domingo 11 de julio el Ministerio de Salud del país.

Entre abril y julio, de los 677.348 miembros del personal médico que se vacunaron completamente con las dosis de Sinovac (vacuna china), 618 de ellos aún contrajeron el Virus PCCh, según datos del Ministerio de Salud Pública de Tailandia revisados e informados por Reuters.

Esta proporción podría equivaler a aproximadamente el 0,09% de las posibilidades de avance con las vacunas de origen chino.

El anuncio reveló una muerte de una enfermera y otra en estado crítico debido a la infección.

Esta última noticia ha suscitado la preocupación por la eficacia de las dos dosis, lo que ha llevado a un grupo de expertos a considerar una dosis de refuerzo para optimizar la protección.

“Se trata de una vacuna diferente, ya sea del vector viral AstraZeneca o de una vacuna de ARNm, que Tailandia recibirá a corto plazo”, dijo el alto funcionario de salud Sopon Iamsirithawon, dando que la necesidad de una tercera dosis se discutiría al día siguiente.

Tailandia comenzó a administrar las vacunas Sinovac inmediatamente a la mayoría de los trabajadores médicos y de primera línea después de febrero, y las dosis de vectores virales de AstraZeneca estarán disponibles en el país en junio.

Durante el fin de semana del 11 de julio, Tailandia registró los mayores índices de infecciones comunitarias, con 9.418 casos y una media de 91 nuevas muertes diarias.

También le recomendamos: Premio Nobel sobre las vacunas: “A la curva de la vacunación le sigue la de las muertes” (Video)

Ad will display in 09 seconds

El producto chino ha sido la principal vacuna de Tailandia contra el virus de la PCCh. Según Al Jazeera English, aunque los médicos expresaron sus dudas sobre la eficacia de las inyecciones con la variante Delta, el país del sudeste asiático sigue encargando más dosis y defiende a Sinovac.

Los grupos de prueba indicaron que las dosis eran protectoras, pero los estudios más amplios en el país han sido escasos, dijo el medio de comunicación.

“El problema es la transparencia del informe”, dijo el doctor Pawin Numthava, del hospital Ramathibodi de Tailandia. “Cuando se estudia en un grupo mayor de participantes, parece que esa información no sale de la mano del investigador”.

Estados Unidos dio a Tailandia 1,5 millones de dosis de Pfizer-BioNTech, que se espera que lleguen este mes.

Laura Enrione – BLes.com