Un extraño ataque de dos “lobos solitarios” de ISIS manda un mensaje a Occidente recordando que el Estado Islámico sigue presente y reafirma sus intereses en Medio Oriente.

La ciudad de Hadera fue testigo de un brutal ataque terrorista este domingo. Dos palestinos de nacionalidad israelí adeptos a ISIS abrieron fuego en la calle, alcanzando a 14 personas, 2 de ellos, un hombre y una mujer policías, murieron en el acto.

Según los reportes, los islamistas fueron abatidos por agentes encubiertos de la Unidad Antiterrorista de la Policía Fronteriza, que estaban comiendo en un restaurante cerca de la escena del ataque y corrieron al lugar cuando escucharon los disparos.

El ministro de Defensa, Benny Gantz, agradeció a las fuerzas de seguridad que estando de franco dispararon contra los terroristas tras escuchar el ataque y envió sus condolencias a las familias de las víctimas y una pronta recuperación a los heridos.

“Las FDI y las fuerzas de seguridad de Israel están listas para restaurar la tranquilidad y la seguridad de los ciudadanos de Israel, dondequiera que estén“, dijo, y agregó: “lucharemos contra el terrorismo y los terroristas“.

Por su parte, el primer ministro Naftali Bennett, quien tiene un fuerte discurso contra este tipo de ataques de “lobo solitario” en suelo israelí, abandonó la Cumbre en Negev donde se iba a reunir con los líderes del mundo árabe, para viajar a Hadera y estar con los familiares de las víctimas.

ISIS resurge y redobla la apuesta

Desde que ISIS fue eliminado de Medio Oriente entre 2017 y 2018, los ataques de adeptos a esta organización casi que habían desaparecido en la región. Prácticamente todos los ataques registrados desde entonces habían ocurrido en África donde se mantienen activos.

Sin embargo, tras la fracasada retirada de tropas de Afganistán de Joe Biden y el quiebre de relaciones con Rusia, quien se encargaba de mantener a ISIS en raya en Siria, la rama más extremista de la religión islámica está volviendo a aparecer.

Es el segundo ataque en una semana en Israel, y los fanáticos de esta agrupación están llevando los atentados a un nuevo nivel. Sin una estructura organizativa que les indique cuándo y dónde atacar, los miembros de ISIS planean ataques de “lobo solitario” sin avisarle a nadie, lo que hace prácticamente imposible combatirlos, al menos con las tácticas que históricamente se emplearon para Al-Qaeda o Hamás.

El jefe de Ra’am, el principal partido árabe en Israel, Mansur Abás, condenó el ataque: “Este crimen repugnante fue inspirado por ISIS y no refleja a la población árabe-israelí, que busca vivir en el respeto y de acuerdo con la ley, una vida que honra la vida y la convivencia entre árabes y judíos“.

Las peculiaridades del brutal ataque

Los dos terroristas tenían camperas y chalecos anti balas con el logo de Punisher, el famoso anti-héroe de Marvel que combate con brutalidad a los criminales de Nueva York. Se desconoce por qué adoptaron este símbolo para su ataque, dado que incluso Punisher en algunos comics ha combatido sanguinariamente el terrorismo islámico.

La información preliminar indica que se trata de dos hermanos, identificados como Khaled y Ayman Ighbariya, y habrían sido entrenados por ISIS en combate en la ciudad de Deir ez-Zor, en Siria.

En un video que subió Ayman previo al ataque, se los ve a los dos con estos chalecos antibalas dando bayai (jura de lealtad) al Califato del Estado Islámico antes de ir a hacer el ataque.

Esta práctica es muy común en los terroristas, aunque generalmente se jura lealtad a una persona, no una organización. Por eso cuando matan a Bin Laden, los adeptos al Estado Islamico se agarran de su bayai a él para librarse del mando de Al-Zawahiri, quien sucedió a Osama.

Según reportes preliminares, estos dos sujetos habrían sido arrestados en 2016 cuando quisieron volver de Siria a Israel, a través de Turquía. Las autoridades israelíes identificaron su extremismo y los arrestaron. Pero habrían salido en libertad en 2020, por motivos desconocidos.

Fuente: La Derecha Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.