Redacción BLes – El primer ministro australiano, Scott Morrison, dijo hoy viernes que otros países se están sumando a los esfuerzos de Australia para regular al gigante tecnológico Facebook exigiendo que pague a los medios de comunicación locales por publicar sus contenidos en su plataforma.

Entre la lista de países que planean seguir el ejemplo de Canberra en contra del monopolio controlado por la red social, se encuentran Canadá, India, Francia y el Reino Unido, según informó Breitbart News.

Morrison calificó la medida tomada por Facebook de bloquear contenidos de su plataforma en Australia desde el jueves ante las exigencias para que la empresa pague por los contenidos originales de los medios, como “arrogante”.

“Sólo le diría a Facebook, esto es Australia, usted quiere hacer negocios aquí, trabaja de acuerdo con nuestras reglas, y esa es una propuesta razonable”, señaló el primer ministro australiano.

“Estamos felices de escucharlos sobre los problemas técnicos de esto, al igual que escuchamos a Google y llegamos a un acuerdo sensato”, dijo Morrison, alegando que la decisión tomada por Facebook para bloquear algunos contenidos en su plataforma es un tipo de “amenaza”.

“Estas acciones sólo confirmarán las preocupaciones que un número creciente de países están expresando sobre el comportamiento de las empresas BigTech que piensan que son más grandes que los gobiernos y que las reglas no deberían aplicarse a ellos”, continuó.

“No seremos intimidados por las BigTech que buscan presionar a nuestro Parlamento mientras vota nuestro importante Código de Negociación para los Medios de Comunicación”, agregó Morrison, de acuerdo con India Tv News.

De acuerdo con el Código de Negociación para los Medios de Comunicación, propuesto por los legisladores australianos, empresas gigantes de la tecnología como Facebook o Google tienen el deber de pagar a los medios de comunicación australianos por su contenido.

Morrison es allegado al primer ministro indio Narenda Modi, y aseguró que ya se tomó el tiempo de hablar sobre la situación con él, así como con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

También agregó que tanto el primer ministro británico Boris Johnson y el francés Emmanuel Macron estaban monitoreando de cerca el tema.

Por su parte, Facebook dijo el jueves que la propuesta de ley australiana “malinterpreta fundamentalmente la relación entre nuestra plataforma y los editores que la utilizan”, indicando que aún no está lista para someterse a Canberra, según Breitbart News.

Según el tesorero australiano Josh Frydenberg, Google representa el 53 por ciento de los ingresos por publicidad en línea de Australia y Facebook el 23 por ciento.

La decisión de Facebook de privar a los australianos de los contenidos provocó que miles de usuarios en redes sociales se movilizaran solicitando boicotear al gigante tecnológico. A través de los hashtags ‘Eliminar Facebook’, ‘Boicotear a Zuckerberg’ y ‘Facebook Necesitamos Hablar’, se volvieron tendencia en Twitter los reclamos contra la compañía.

La medida incluso causó malestar entre los sectores progresistas. El legislador demócrata por Rhode Island, David Cicilline, dijo que Facebook no era compatible con la democracia y en ese sentido instó a las personas para que renunciaran también a Instagram y Whatsapp.

El exdirectivo de Facebook en Australia, Stephen Scheeler, criticó a Facebook y calificó la medida como “alarmante”, acusando al CEO de la compañía, Mark Zuckerberg, de estar motivado por “el dinero, el poder y no [por] el bien”.

De acuerdo con el Daily Mail, el diputado británico, Julian Knight, afirmó que la compañía parecía estar usando a Australia como un “caso de prueba” sobre cómo reaccionarían las democracias ante la prohibición de las noticias, y pidió a los legisladores de todo el mundo que “controlaran” al gigante tecnológico.

César Múnera – BLes.com