El presidente Gotabaya Rajapaksa huyó de la residencia presidencial minutos antes de que los manifestantes allanaran el recinto.

Este sábado Sri Lanka se sumerge aún más profundo en la crisis política, el presidente Gotabaya Rajapaksa huyó de su residencia oficial en Colombo, unos instantes antes de que miles de manifestantes tomarán su vivienda en represalia por la grave situación económica que se ví en el país.

En la mañana de este sábado los manifestantes rompieron el perímetro que rodeaba a la casa de Gobierno, sin importar los gases lacrimógenos que utilizó la policía para impedir la intrusión, según informó el diario Ada Derana.

Muchos manifestantes compartieron videos en directo dentro de la residencia presidencial, mostrando como entonaban canciones de protesta dentro de estas instalaciones. 

Medios locales informan que el mandatario Rajapakda está refugiado en un lugar custodiado por fuerzas militares. 

Los manifestantes decidieron allanar la vivienda del mandatario en Colombo, luego de que la policía impusiera un toque de queda para contener las protestas dónde los ceilandéses que piden la renuncia del presidente y el primer ministro ante su incapacidad por contener la grave crisis económica y escasez de productos básicos en la nación. 

La policía trató de detener la avanzada de los manifestantes con disparos, gases lacrimógenos y cañones, pero esto no estuvo a los ceilandéses que vestían ropas y banderas negras, al son de “Basta, vete ahora” como consigna, 

Los manifestantes consideran que el presidente Gotabaya Rajapaksa es responsable de la crisis económica, la peor desde la independencia del país en 1948. También culpan a Ranil Wickremesinghe, que asumió el cargo de primer ministro hace dos meses, de no cumplir las promesas de acabar con la escasez.

Recordemos que Sri Lanka está casi en bancarrota y ha suspendido el pago de 7 000 millones de dólares de deuda externa que vencen este año. Debe devolver más de 5 000 millones de dólares anuales hasta 2026. Sus reservas de divisas están casi agotadas y no puede importar alimentos, combustible, gas de cocina y medicinas.

Las personas deben hacer colas durante horas para comprar combustible y gas, la falta de estos ha ocasionado fallas eléctricas que ocasionan cortes eléctricos diarios, este país ha sobrevivido gracias a la ayuda de su vecino India. 

Debido a la crisis económica, la inflación se ha disparado, en particular la de los productos básicos, lo que supone un duro golpe para los grupos pobres y vulnerables.

Debido a la escasez de combustible y energía, las escuelas llevan semanas cerradas y el gobierno ha pedido a los empleados estatales, salvo los de los servicios esenciales, que trabajen desde casa.

Por Monica Munoz – Miami Diario

Suscríbete para recibir nuestras últimas noticias

Al enviar este formulario, acepto los términos.